miércoles, 28 de diciembre de 2016

Cercedilla, Calzada Romana y Borbonica


Dehesas de Cercedilla, Calzada Romana, Pradera de la Fuenfría, Puerto de la Fuenfria, Senda Schmid, Camino Agroman:


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 4 horas 30 minutos
Distancia a recorrer: 10,8 km
Dificultad de itinerario: Media
Desnivel: Acumulado: 697 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 12-06-2014


Descripción del Recorrido:
Presto a seguir el trazado de la calzada romana XXIV. Nos desplazamos hasta el Centro de Visitantes del Valle de la Fuenfría, en la ctra M-966, km:2 en Las Dehesas de Cercedilla.
Las calzadas romanas contrariamente a la idea generalizada, eran vías polvorientas, con miliarios <columna de piedra generalmente cilíndrica, que se colocaba en la orilla del camino para señalizar las distancias> que señalaban la distancia recorrida y lugares, donde realizar el cambio de postas y pernoctar. 
Solo las ciudades y zonas húmedas se enlosaban. Los caminos eran anchos de hasta 12 metros, capaces de permitir el cruce de dos carros y circular con gran rapidez, tanto carruajes como caminantes.
Desde el aparcamiento situado enfrente a 1.297m, continuamos por la ctra unos 300 metros y la dejamos, para seguir la traza señalada con círculos verdes sobre los pinos (los blancos señalan la borbónica). Caminamos en dirección Norte, cruzamos el Arroyo del Infierno (0,58km) y poco después una pista que lleva a la Casa Forestal y el Embalse del Río de la Venta o de Las Berceas.
Proseguimos las marcas y cruzamos el Arroyo de Pinolobero y poco más el Arroyo de Majavilan (1,38km), justo cuando se cruza la pista que lleva al Área Recreativa de Las Berceas.
Luego de 500 metros, salimos a la continuación de la ctra -que ha girado 180º en el aparcamiento de Majavilan-, que ya semiasfaltada, va permitiendo ver las losas de la Calzada Borbónica. Pasamos una primera barrera que impide el paso de vehículos y otra segunda -sobre muretes de piedra-, para lograr pisar el Puente del Descalzo (2,2km), sobre el Arroyo de la Barranca; que suma las aguas del Arroyo del Regajo y otro sin nombre. Todas ellas desaguan poco más abajo, en el Río de la Venta.
La calzada romana se realizo posiblemente en el siglo I d. C. En tiempos del emperador Vespasiano. Más tarde fue recopilada por Antonino, emperador del 211 al 217. Comprendía desde Segovia hasta Toledo, pasando por el Puerto de la Fuenfría. Este tramo en concreto esta contrastado por los miliarios, encontrados en 1910 cerca del Puente de la Venta.
Pasado el puente, junto al arroyo está la Fuente de la Salud, que no se si debido al nombre o por pura sugestión, lo cierto es que brota un agua riquísima. La calzada hace un giro a izquierda, para subir muy cerca del arroyo y nosotros afrontamos la primera de las tres pendientes, en que se puede dividir la ascensión al Puerto de la Fuenfría.
Superada esta primera rampa, llegamos a la Pradera de la Fuenfría o Pradera de los Corralillos (2,76km - 1.520m). Aquí el trazado de la calzada, esta desaparecido, pero al cruzar la Ctra de la Republica; se vuelve a encontrar fácilmente, al siniestro de la barrera, que marca el inicio de la pista forestal.
Comienza la segunda remontada, que nos dejará en el Puente de Enmedio, teniendo ahora por la derecha, el Arroyo de la Fuenfría.
Estudios realizados por arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la CAM, han mostrado que se trata de una calzada posterior, construida en el s. XVIII con tramos coincidentes y cruzándose en varias ocasiones.
La condición determinante ha sido la pendiente, mientras las vías romanas no superaban un 10%. El camino borbónico tiene desniveles por encima del 22%. Este trazado se realizado a petición de Fernando V, para llegar al palacio en La Granja de San Ildefonso.
Después de varios quiebros, se nos ofrece la hermosa imagen del Puente de Enmedio (3,64km - 1.652m), que salva el Arroyo de la Fuenfría. Desde el puente hasta pasada la curva cerrada a izquierda, comparte trazado con la calzada borbónica -que asciende recta hasta el puerto-.  
Al deterioro por el paso del tiempo, las obras del camino borbónico, provoco la práctica desaparición de la calzada romana. Pues se emplearon masivamente los materiales de esta para su realización.
Antes de los trabajos del 2006, podían verse los montones de viejas losas romanas, que no se utilizaron en los últimos puntos en que se cruzan ambos caminos, poco antes del puerto. La rehabilitación ha permitido delimitar ambas rutas, dotándolas de carteles informativos para identificarlas. 
Guiados por los carteles giramos a izquierda y luego a derecha para volver a cruzar la borbónica por última vez y ascender hasta el cruce de caminos que es, el Puerto de la Fuenfría (4,9km - 1.792m).
Tras el merecido descanso y tomadas las pertinentes fotos, proseguimos en dirección Sur por la ctra de la Republica (GR-10 y Camino de Santiago). Pasamos por el Mirador de la Calva <conocido como de la Reina> y llegamos al cruce con la Senda Schmid (6,08km).
La tomamos a derecha y descendemos hasta entroncar otra vez con la ctra de la Republica (7,53km) y por ella regresamos a la Pradera de la Fuenfría (7,76km). Ahora tomamos un camino a izquierda que más o menos cercano al Arroyo de la Navazuela, nos deja en la pista del Camino Agroman, por el que continuamos a nuestra diestra, para volver al Puente del Descalzo (8,84km). Desde este punto, desandamos el camino andado anteriormente para regresar al punto de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario