viernes, 30 de diciembre de 2016

Santa Maria de la Alameda, Robledondo, Puerto Malagon, Arroyo del Hornillo


Santa María de la Alameda, Robledondo, Puerto Malagón, Embalse del Tobar, Arroyo del Tobar, Río Aceña, Arroyo del Hornillo. 




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 
Distancia a recorrer: 16,3 km
Dificultad de itinerario: Media / Alta
Desnivel: Subida: xxx metros  <> Bajada: xxx metros  <> Acumulado: 732 metros
Estación Recomendada: Primavera 
Fecha realizada: 07-04-2016



Descripción del Recorrido:

Desde que tuve conocimiento de la Senda del Hornillo, tenía ganas de hacerla, aunque se puede realizar en cualquier momento del año, lo cierto es que la mejor época, es la primavera; pues los arroyos bajan llenos y las chorrreras, se inundan de agua dando un mejor espectáculo.

Pues llego el momento; como he desertado de andar con un amplio grupo –lo siento soy un rebelde y posiblemente un poco nervioso- por lo que no me encuentro a gusto, cuando el ritmo es lento.
Resulta que un compañero de este grupo es vecino como yo de Torrelodones, y hemos quedado en salir de vez en cuando, pudiendo andar rutas con un mayor brío.

Nos desplazamos a Robledondo, un pequeño pueblo situado en la ctra M-535 a 1.380 metros de altitud, dentro del T.M. de Santa María de la Alameda.  
La ruta la he trazado, subiendo por la cuerda de la Sierra de Guadarrama, al Puerto de Malagón, y bajando por el Arroyo del Tobar y el Río Aceña, e iniciar la Senda del Hornillo, en el aparcamiento situado en el cruce de la ctra M-535 con el Río Aceña, justo donde desemboca el arroyo.

Salimos del pueblo con dirección Este, hacia la zona de El Venero, dejando a la derecha el Cerro de la Cancha, traspasamos una cancela y pasamos junto al Área Recreativa. Ascendemos junto al muro de piedra y alcanzamos el Cerro de la Cabeza (1:02h - 2,40km - 1.679m), punto más alto de la ruta y desde el que se dispone de una vista interminable; desde el Alto de las Guarramillas a la Sierra de Gredos y desde Las Machotas al Pico Abantos.

Con pequeñas bajadas y subidas como corresponde a toda cuerda, andamos esta parte de la Sierra de Guadarrama, entrando en un compacto bosque de pino silvestre. Algunos tramos son por pista forestal y esta casi cubierta de nieve. Cruzamos un par de pasos giratorios, habilitados en la alambrada y descendemos al Puerto de Malagón (1:50h – 4,54km – 1.536m), paso de la Cañada Real Leonesa Oriental.

Junto con la Leonesa Occidental, es la segunda más larga con 700 kilómetros. Va desde los “Puertos de Valdeburón”, al NO de Riaño, cruza la provincia de León y Palencia capital, pasa por Valladolid y cruza el Río Duero, en Tudela de Duero, entra en Segovia y pasa por Coca y Villacastín, penetra en las provincias de Ávila, Madrid y Toledo, atraviesa el Río Tajo en Puente del Arzobispo, pasa por Cáceres y entra en Badajoz, cruza el “Embalse de García Sola”, pasa por Llerena y finaliza en las dehesas del TM de Montemolin. 

Por la ladera de esta depresión, nos dirigimos al Embalse del Tobar (6,24km), viendo los cambios de vegetación de la umbría a la solana, donde subsiste el enebro.

La destilación de la miera -madera y bayas del enebro- produce una brea (aceite espeso, muy amargo y de color oscuro), empleado en medicina como sudorífico y depurativo. Lo utilizan regularmente los pastores, para curar la roña del ganado, que actúa como antiparásito externo, evitando la infección de ácaros en la piel de las ovejas.

Dejamos el embalse y nos introducimos en el curso del Arroyo del Tobar, encajonados entre los paredones del Risco de Galdano, a nuestra derecha –en tierras de Ávila, y la Solana del Risco, a la izquierda. Transitamos por la zona más agreste y solitaria de toda la ruta; y según parece, ultimo refugio del lobo en la Comunidad de Madrid.

Finalmente se abre un amplio espacio, es la zona de Las Hurdillas. Por la derecha, el arroyo se une al Río de la Aceña, y en la izquierda hay una granja (3,50h - 9km).
De aquí parte una empinada “senda” al Mirador del Hornillo y la senda que recorre el arroyo. Nosotros continuamos el curso del río, cruzándolo varias veces, antes de llegar a la ctra M-535 (4,26km – 10,8km).

Ya en el pequeño aparcamiento, damos comienzo a la Senda del Hornillo; una corta, pero muy bonita senda bien señalizada, adyacente al Arroyo del Hornillo.
En un kilómetro comparecemos ante la Chorrera Baja del Hornillo (11,8km).

Este chorro es el más conocido por formar una cola de caballo, en un salto de unos diez metros y ser más caudalosa al reunir las aguas también del Arroyo de Majadahonda. Sin embargo la que esta casi en la cabecera; es más larga, aunque más estrecha.  

Un corto descanso, sirve para fotografiar el lugar, prosiguiendo aguas arriba por la ribera derecha. Llegados al punto en que la senda cruza el arroyo –la senda sube al mirador y baja a la granja- nosotros giramos a la derecha y campo a través, ascendemos en sentido Sur, cerca del Arroyo de Majadahonda, hasta encontrar un camino/pista.

A medida que subimos tenemos una mejor visión de la Chorrera Alta del Hornillo, situada al Este.

Y por la pista, balizada como Senda del Hornillo, regresamos al pueblo de Robledondo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario