viernes, 30 de diciembre de 2016

Guadarrama, La Jarosa, Capillas del Valle de los Caídos


Guadarrama, La Jarosa, Vía Crucis del Valle de los Caídos


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 3 horas 15 minutos
Distancia a recorrer: 9,92 km
Dificultad de itinerario: Media
Desnivel: Acumulado: 428 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 08-11-2016


Descripción del Recorrido:
Con el deseo de ver y andar parte del vía crucis del Valle de los Caídos, viajamos el GsTa (Grupo Senderismo Torrelodones Aluche) al completo, hasta el Área Recreativa La Jarosa 2, en Guadarrama.
Nos hallamos a 1.090 metros y nos dirigimos en sentido Este hacia el embalse, localizamos una puerta en la alambrada y accedemos al interior, aprovechando que el nivel esta bajo.
El embalse de La Jarosa, entro en funcionamiento en 1968, con una superficie de 61 hectáreas, tiene una capacidad de 7,2 Hm3. Embalsa las aguas que bajan de la Sierra de Guadarrama, desde el Alto del León hasta el Pico Abantos. Entre sus muchos arroyos, el principal es el de La jarosa. Además, recibe agua de la Presa de La Aceña por un trasvase que desemboca en el Arroyo del Picazuelo. Sus aguas ocultan la antigua aldea de la Herrería del Berrueco, y solo queda a la vista, los restos de la espadaña, de la Ermita de San Macario.
Seguimos a derecha por la ribera, cruzamos el Arroyo de la Calle de los Alamos y unos metros más salimos del embalse, por otra puerta habilitada en la alambrada, al camino dejado anteriormente, que es senda local SL-M 44007 en busca del agua. Lo seguimos a izquierda, junto al arroyo y vemos el panel informativo del trasvase.
El túnel tiene una longitud de 8 kilómetros, desde el Embalse de la Aceña, desembocando en el Arroyo del Picazuelo, que finaliza poco más abajo.
Continuamos, cruzamos el Arroyo del Tomillar y en la bifurcación (1,92km), giramos a izquierda, cruzamos el Arroyo del Picazuelo y ascendemos por la zeta que traza la pista, hasta otra bifurcación. Otra vez tomamos a izquierda, vamos acompañados del muro que comprende el Valle de los Caídos. En la curva, esta el muro derruido y aprovechamos para entrar al recinto, prosiguiendo por una buena pista, en el mismo sentido. Pasados unos 600 metros, ojeamos el gps y decidimos girar a derecha, hasta enlazar con el Vía Crucis (4km).
El General Franco, escogió como lugar del monumento a los caídos, el Risco de La Nava, el más alto y centrado en el Valle de Cuelgamuros, más conocido como Valle de los Caídos. Reservando el Risco de la Brulera, para la Ermita del Altar Mayor.
Un Vía crucis, también denominado; Camino de la Cruz, las Estaciones de la Cruz y Vía Dolorosa. Tiene su origen en Tierra Santa, cuando fue marcado el camino que siguió Jesús hasta el Calvario. Componiéndose de 14 escenas o estaciones, donde detenerse y meditar sus sufrimientos.
El Vía crucis del Valle de los Caídos, con inicio en Los Juanelos, las enormes columnas ((ver leyenda) situadas poco antes de cruzar el Arroyo del Boquerón. Y final en el Cristo yacente de la Basílica; con 4.721 metros, 2.292 escalones, sobre 400 metros de desnivel acumulado y aproximadamente 2.036 árboles, entre pinos y arizónicas.
Lo hace si no el mayor, uno de los más largos del mundo, y al no terminar en el mismo lugar de comienzo, hay que añadir otros 4 kilómetros, para regresar al punto de partida.
Se inicia sobre 1944, una vez terminada la carretera de acceso al Valle. Siendo el arquitecto don Pedro Muguruza, quién dividió la obra en tres secciones:
La primera sección con 4 estaciones, la encomendó al que construyo la carretera, desde el inicio a 1.132 metros, hasta el Altar Mayor a 1.336 metros, teniendo que salvar un desnivel de 204 metros en tan corta distancia. Finalizo la calzada y las capillas de las tres primeras estaciones. Dejando preparada la base de la cuarta, el Altar Mayor, que se termino años más tarde.
La segunda sección con 7 estaciones, la encargo a un humilde albañil especializado en el arte de labrar la piedra. El vía crucis continuaría por las crestas de los picos de Las Pilas y llegaría hasta las inmediaciones del  risco de La Nava, donde ya se comenzaba a horadar la roca para construir la basílica subterránea.
Hicieron gran parte de la calzada, las capillas de dos estaciones y la base para la capilla de otra. Pero las obras se detuvieron y quedo sin realizarse las capillas restantes.
La tercera sección con 3 estaciones, formaba parte del mismo monumento y quedo concluida con él.
La duodécima estación, la crucifixión del Señor, esta antes de subir a la gran explanada de la puerta de la basílica; componiéndola el grupo escultórico de Las tres cruces. La calzada que sube de esta hasta la explanada, salva un desnivel de unos 30 metros, siendo impresionante por su perfección y gracia.
La decimotercera estación, está en la misma puerta de la basílica, debajo de la estatua de La Piedad de Juan de Ávalos.
La decimocuarta estación, es la capilla del Cristo yacente en el crucero.
Desgraciadamente esta grandiosa obra no se remato y a iniciativa de Diego Gonzalez, segundo y principal arquitecto del monumento, en 1.965 se construyo la capilla del Altar Mayor, la más esplendida de todas, dedicada a la Santísima Virgen.
4.721 metros; 3.054 enlosados, 656 sin enlosar, 603 carretera, 173 explanada, más 235 en el interior de la basílica.
2.292 peldaños: 1.192 en subida, de los Juanelos al Altar Mayor y 1.100 de aquí hasta finalizar, la mayoría en bajada.
Comenzamos la subida por esta vía espectacular, por su realización, su entorno y sus vistas. Pasamos la  Capilla 3 (4,2km) y alcanzamos 400 metros más tarde el Risco de la Brulera, donde esta la Capilla 4, denominada Ermita del Altar Mayor, a 1.333 metros, punto más alto de la ruta.
La panorámica es sobresaliente, en todas direcciones. La cruz que corona la basílica del valle, casi la podemos tocar, es una apreciación visual debido a sus enormes medidas:
Es la cruz más grande del mundo cristiano. Con 201.740 toneladas, 150 metros de altura (300 desde la explanada) y 46 metros entre brazos. Y con las esculturas de 18 metros labradas por Juan de Ávalos, adosadas al basamento.
Reiniciamos el recorrido, descendiendo hasta un camino, lo cruzamos y seguimos las indicaciones que nos llevan a la Capilla 5 (5,34km). Continuamos bajando hasta una bifurcación (6km), viramos a derecha, dejando el grupo de viviendas a nuestra izquierda, vamos en sentido Norte por una buena senda, que conecta con una pista.

Continuamos por ella unos metros, en donde la dejamos, para proseguir por una senda, que nos saca fuera del recinto del Valle de los Caídos, teniendo en este caso, que saltar el muro (6,71km). Enlazamos con el Camino de las Hoyadas, que es también la senda SL-M 44007 en busca del agua. Volvemos a cruzar el Arroyo del Picazuelo y el Arroyo del Barranco del Tomillar. Entroncamos con el Camino de la Carrasqueta (8,25km), que es la pista asfaltada, por la que regresamos al punto de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario