miércoles, 13 de septiembre de 2017

Puerto de Guadarrama, Cueva Valiente, Cabeza Lijar, GR-10


Alto del León, GR-10, Arroyo de la Gasca, Sierra de Malagón, Cueva Valiente, Collado del Hornillo, Collado de la Mina, GR-10, Cabeza Lijar, Cerro Piñonero o de la Gamonosa. 



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 40 minutos
Recorrido: 16,4 km
Dificultad: Alta
Desnivel: Subida: 896 metros / Bajada: 890 metros
Recomendada: Todo el año, con la debida precaución en días muy soleados en verano y los nevados en invierno.
Realizada: 12-09-2017


Descripción:
Resuelto a subir a Cueva Valiente, una referencia del montañismo, nos presentamos cinco componentes del grupo senderista, entre los que se encuentra Fernando, después de su larga ausencia debido a su preparación, para unas oposiciones, en las que le deseamos suerte.

Iniciamos el recorrido en el puerto de montaña del Alto del León, a 1.510 metros. La mañana es más fría de lo esperado y a la mayoría nos ha cogido cortos de ropa, así que estamos locos por empezar, para entrar en calor y librarnos del viento invernal que sopla.

Marchamos hacia el Sur, por el Camino de Peguerinos; por donde pasa el GR-10 y la senda local, a los Álamos Blancos y también linde entre las provincias de Madrid y Segovia.
Las cruces que se ven, pertenecen a un antiguo calvario, que recorría unos dos kilómetros de pista.

Llegados a la primera bifurcación (1,65km) y superado el paso canadiense; continuamos por la senda de la derecha, cruzamos una alambrada y penetramos en el bosque de pinos silvestres. Refugiados ya del gélido viento, vamos descendiendo, mientras contamos nuestras vivencias veraniegas.

Cruzamos el lecho del Arroyo de la Gasca (2,27km), sin gota de agua y deambulamos por la zona de Los Talleres, con algún repecho. El trazado que estamos haciendo, deja muchos desvíos en todos los sentidos <es una zona con infinidad de pistas o caminos, lo que hace que tengamos que consultar el GPS, para confirmar la ruta en los puntos más dudosos.

Tras diversos quiebros, enlazamos con la Cañada Real Leonesa (3,49km), por la que marchamos poco más de 500 metros. Hemos avanzado por; pistas, caminos, sendas, veredas y atajos, como los 90 metros a campo a través, que hacemos, por no llegar al vértice donde se unen las dos vías y que conecta con el Camino de la Peña del Águila (4,24km). Por el que andamos unos trescientos metros, con rumbo Norte, entrando en la zona de Aguas Vertientes.
Esta demarcación es monte público, que unido al de, La Garganta del Río Moros, albergan los mejores ejemplares de pino silvestre, imagen emblemática del municipio de El Espinar. Los beneficios económicos de estos dos pinares llegaron al punto de servir de base para la hipoteca que permitiría comprar la separación del Concejo respecto a la ciudad de Segovia, obteniendo así El Espinar el privilegio de Villa en 1626.

Nuevamente giramos al Oeste, hollamos el Arroyo Mayor, igualmente seco y en el próximo cruce con el Camino del Ingeniero y GR-88 (4,95km – 1.356m), se encuentra la posición más baja de la ruta. Insistiendo en el sentido de la marcha, continuamos a izquierda, por otra senda que busca el Arroyo Secal, que haciendo honor a su nombre, tampoco lleva agua. Aunque también podría llamarse arroyo piedrero ¡pues piedras si que tiene! 
Estamos rodeando el cerro Cabeza de Buey, subiendo por una torrentera <única superficie que nos quedaba por pisar>.
Venciendo pendientes de hasta el 25%, dejamos el T.M. de San Rafael y entramos en el de Peguerinos, provincia de Ávila. Superada la empinada calzada, arribamos a una especie de pradera, en las postrimerías de la Sierra de Malagón.

Desde aquí casi llaneando, por una pequeña senda llegamos a la “Cueva”. Situada hacia el Oeste, a 300 metros en línea recta del vértice geodésico, y unos 100 metros por debajo de la explanada.
Sobre la existencia de esta cueva, hay diversas opiniones; unas las definen como hecho natural y otros creen que es obra de excavaciones, ya que estas rocas no son propensas a erosiones.

Desandamos unos metros y siguiendo el rastro nos desviamos a derecha, superando la última subida con rampas de hasta el 42%, menos mal que como antes he dicho, es un tramo corto. Así que prontamente vemos el cilindro de hormigón, que remata el roquedal de Cueva Valiente (2:52h - 7,85km – 1.903m).
Este cerro es la parte más al Norte de la Sierra de Malagón. Parece ser que en tiempos pasados <y yo diría que presentes> subir a la cueva era una prueba de valor, y el cerro se llamaba prueba valientes, como se aprecia en el mapa de 1849, adjuntado en las fotos.

Fascinados por la panorámica, fotografiamos en todas direcciones, las interminables vistas. Y como el aire sigue siendo extremadamente frío, elegimos recostarnos en la fachada del refugio, para comer y descansar.
Pues he aquí que estando en estos menesteres apareció un hombre, que resulto ser lugareño de, El Espinar ¡a quién alguien del grupo! se le ocurrió preguntarle por algo situado en los alrededores. Pero eso es otra historia, que tal vez cuente en otro momento.

Reconfortados enfilamos la bajada a un colladito (1.824m), salvamos otra pequeña subida a un cerrete (8,43km – 1.872m), donde quedan restos de trincheras y parapetos, y desde este otero nos descolgamos 200 metros para aterrizar en el Collado del Hornillo (4:14h – 10km - 1.637m), en la carretera de Peguerinos.

Cómodamente por esta pista, vencemos la pendiente que nos separa del Collado de la Cierva o de la Mina (4:25h – 11,2km – 1.709m) y una vez reagrupados, superamos la subida por el GR-10, a Cabeza Lijar (4:40h – 11,9km – 1.823m), donde confluyen los límites de; Ávila, Madrid y Segovia. 
Otra sesión de fotos y en marcha. Dejamos Ávila y el territorio de Peguerinos y pasamos a transitar entre Madrid y Segovia. Bajando por el GR-10, que salta alternativamente entre los municipios de; Guadarrama y San Rafael.

En el Collado de la Gasca (13,2km – 1.601m), volvemos a pisar la pista unos metros, y encaramos la última subida del tramo de regreso, al Cerro Piñonero o de la Gamonosa (5:10h - 13,7km – 1.649m), acercándonos a su lado Este, para ver un refugio y nido de ametralladora de la Guerra Civil.

Desde aquí, el descenso es muy llevadero, por senda en su mayoría cómoda. Pasamos junto al árbol de los abrazos <un pino con extrañas ramificaciones>, y retornamos a la primera bifurcación, junto a la pista (14,6km). Ya solo nos queda desandar el camino hasta el Puerto de Guadarrama y concluir la exigente, pero estupenda ruta.

sábado, 9 de septiembre de 2017

San Martín de Valdeiglesias, GR-10, Arroyo Tórtolas


San Martín de Valdeiglesias, Castillo de la Coracera, Camino de los Vallejos, Camino del Molino Quemado, Cerrillo del Tío Gitano, Camino de la Zobilla, Arroyo Tórtolas, Camino de la Aliseda


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 2 horas 35 minutos
Recorrido: 12,4 km
Dificultad: Baja / Medio
Desnivel: Subida: 287 metros / Bajada: 287 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 07-09-2017


Descripción:

Regreso a San Martín de Valdeiglesias, después de 21 años, para realizar la última etapa del GR-10, en su recorrido por la provincia de Madrid. El tramo en sí, del sendero de gran recorrido; es corto, como la mayoría de los itinerarios, que me he trazado; consecuencia de hacerlos circulares <no obstante, incluiré en el blog, el trayecto completo por la Comunidad de Madrid, en tramos lineales>.
No podía haber elegido mejor día, pues están en fiestas. Al regreso me daré un paseo, para ver el ambiente, ahora me centro a lo que he venido. Arranco en la c/. Carretera de Ávila, sobre los 670 metros de altitud <pues el magnifico aparcamiento, al pie de la magnifica Plaza de Toros, que pensaba utilizar, esta ocupado por las atracciones>.
Dejo a la derecha el coso taurino y enfilo dirección Norte, por la c/. San Carlos, Travesera San Carlos y Cuesta del Castillo, para ver el Castillo de la Coracera.
Fortaleza del siglo XV, que mando hacer Don Álvaro de Luna, predilecto del rey Juan II, padre de Isabel la Católica.         La estampa que hoy se ve, es consecuencia de varias rehabilitaciones.
El valido Álvaro, que llego a tener más de 20.000 hombres de armas, sostuvo un pulso con los monjes del Monasterio de Santa María, en Pelayos de la Presa <dueños de todas las tierras, de la comarca>.
El personaje más poderoso de aquellos tiempos, decidió levantar este castillo en 1434 y para ello compro, toda la deuda que los campesinos, debían al clero. Cuya suma ascendían a 30.000 maravedíes, por tributos no pagados.                                     
El recinto es de planta cuadrada, destacando la torre del homenaje y otra que hace la función de atalaya.
Reanudo la marcha, atravesando un parque, por la c/. San Martín, que mas adelante es c/. Camino de la Aliseda, hasta una bifurcación; la izquierda, es la continuación de la calle, que finaliza en el Camino del mismo nombre <era el trazado antiguo del GR, y será por donde haré el regreso>.
Continuo, por tanto de frente, por el Camino de los Vallejos, que poco después pasa a llamarse, Camino del Molino Quemado. Las marcas del GR, son visibles y después de cada posible desvío, se ve la señal, confirmando que es la vía correcta.
Que San Martín es tierra de vinos, lo atestigua sus campos repletos de vides. A medida que se gana altura, se ven a la izquierda los cerros de; Guisando y el Portacho de los Ballesteros, en el Cordal de Pedro Duermes, que forma parte de las estribaciones de la Sierra de Gredos.
Aunque los dos caminos se reencuentran en la provincia de Ávila, me gusta más este nuevo trazado y sobre todo, porque el paso del Arroyo Tórtolas, esta asegurado por la pasarela existente en éste. Así que felicito el trabajo de pintado, a los voluntarios <que como yo, he realizado en otras sendas>, han participado en esta. Supervisado por mi amigo Fernando, el cual ha consumado un excelente trabajo de rectificación y señalización de senderos, como técnico de la Federación Madrileña de Montañismo.
Sin darme cuenta he ganado la máxima altura de la ruta (0:38h – 2,76km – 774m). Un mirador de las estribaciones de la Sierra de Gredos. El descenso, tiene dos pequeñas pendientes, la segunda en la zona conocida como, Cerrillo del Tío Gitano, desde el cual comienza la tercera y definitiva bajada <suave> pero mantenida, hasta aterrizar en el riachuelo.
Tras una hora de marcha, encuentro un cruce (4,74km), donde la senda gira al Oeste, prosiguiendo ahora por el Camino de la Zobilla, por el que acaba su descenso en el Arroyo Tórtolas (1:14h - 6,09km – 591m), límite provincial y punto más bajo de la ruta.
Atravesado el cauce seco, ando un kilómetro en la provincia de Ávila, girando de Oeste a Suroeste. Se deja un primer desvío a derecha y en la siguiente derivación; el gran sendero continua de frente, mientras yo sigo la vereda que busca la proximidad a la corriente, hasta la confluencia con el Camino de la Aliseda, el cual tomo a la izquierda.
Vuelvo a cruzar el lecho del arroyo, sin problema al no tener agua, pero este paso hay que descartarlo, en época de lluvias o crecidas del Embalse de San Juan, al no haber nada que ayude a franquearlo.
A pocos metros de haber pasado el arroyo, hay un cruce de caminos; la izquierda, lleva al camino por el que baje. De frente es una variante que hace un rodeo. Lo mejor es continuar a derecha, para regresar a San Martín de Valdeiglesias.
El camino apunta en dirección Sureste, y todavía pueden verse, las marcas del antiguo trazado del GR. Ignorando derivaciones a ambos lados remonto la primera parte de pendiente, en poco menos de media hora.
Sobre un trazado sinuoso, me doy un descanso con una pequeña bajada y atravieso el camino conocido como, Carril del Rey. Encaro la última subida y alcanzo la máxima altura del regreso, sobre los 10km y algo más de las dos horas de trayecto.
Ya solo me queda dejarme caer hasta entrar en San Martín y paseando por sus calles en fiestas, finalizar la ruta.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Navacerrada, La Barranca XV Travesía


Navacerrada, La Barranca, Embalse del Ejército del Aire, Senda S.L.M-N4, Las Tijerillas, Cuerda de las Buitreras, La Maliciosa, PR-M16, Collado del Piornal, Alto de las Guarramillas, Collado de los Pastores, Cuerda de las Cabrillas, Collado de Emburriadores, Senda de la Tubería, Mirador de las Canchas, Senda Ortiz.



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: horas  minutos
Recorrido: 16 km
Dificultad: Alta
Desnivel: Subida: 1037 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 02-09-2017


Descripción:
Otro año más, me encuentro en el aparcamiento de La Barranca (1.382m), son las 07:50 y con ilusión de volver a realizar la travesía integral de las cumbres de La Barranca. Que según la organización son; 19km, 878 metros de altitud máxima y según el Sistema MIDE, una dificultad: del medio <3>, del itinerario <2> y de esfuerzo <4> con una duración, entre 7 y 8 horas de marcha efectiva.
Inicio la marcha continuando por la pista, dejo a la derecha el Embalse del Pueblo de Navacerrada y unos metros más, me desvío a la derecha, paso junto al control de los promotores del evento y cruzo el Embalse del Ejército del Aire.
Me adentro en el pinar, siguiendo la senda local S.L.M-N4, cuyas marcas son visibles en los árboles. La huella, lleva dirección Noreste, hasta cruzar el Arroyo de Navacerrada, donde gira a derecha y cambia al Norte. La vereda se pone cuesta arriba y zigzagueando gana altura rápidamente, obteniendo una primera vista del valle y Embalse de Navacerrada (0:30h – 2,05km – 1745m), desde prácticamente, la culminación de Las Tijerillas.
La ruta repite giro a la diestra, y se dirige al Este. Luego de andar un tramo, más o menos llano, hay que trepar por el Callejón de las Tijerillas <habilitado hoy, con una cuerda> aunque se puede hacer sin ella.  
La senda continúa en la misma dirección, hacia La Ventana, orificio por el cual se cruza la Cuerda de Las Buitreras (1:10h – 2,4km), apareciendo en la vertiente Este.
Aquí se abandona el sendero local, por el que hemos llegado y se prosigue paralelo a las crestas, en principio casi al Norte, para ir girando al Este. Hay que extremar la atención, fijándose en los hitos <aunque hoy también, hay cintas en algunos de ellos, que los hacen más visibles>, el rastro asciende hacia los Riscos de la Maliciosa.
Nuevamente se alcanza un llano, especie de collado, donde la ruta gira más a derecha y encuentra otra trepada <también equipada con cuerda>.
Acabando el giro al Este, se consigue arribar a la loma, por donde discurre el sendero PR-M16, por el cual se termina de ascender a la primera meta, La Maliciosa (2,15h - 4,60km - 2.227m).
Este pico es límite entre los municipios de; Manzanares el Real, Mataelpino, Becerril de la Sierra y Navacerrada. Siendo lugar de referencia, para diversas rutas que se inician desde diversos puntos de estos pueblos.
Posteriormente al merecido descanso y tras recargar energía, se inicia el descenso al Collado del Piornal (5,48km – 2.074m). Donde se encuentran los PRs: 16 y 26.
Sin descanso, se deja el collado y un poco antes de llegar a la cima de La Bola del Mundo, se toma una pequeña senda (6,64km), que sobre la cota de los 2.220 metros, rodea el Alto de las Guarramillas, por su ladera Oeste, para finalizar en la pista hormigonada (7,35km) y PR-M11.
Ahora si empieza el descenso definitivo <salvo pequeñas subidas, en las cabrillas>, la pista de cemento se abandona, tras casi un kilómetro por ella (8,49km) y se continúa bajando por la senda del PR-M11, hasta el Collado de los Pastores (9,04km).
Continuando con la ruta trazada, me enfilo a la Cuerda de las Cabrillas, la cual recorro, unas veces por su costado; Oeste y otras por el Este, hasta el Collado de los Emburriadores (10,3km), donde se conecta con la Senda de la Tubería.
Dejando la segunda parte de las cabrillas <Peña Horcón y Peña Pintada>, para otro día. Placidamente, por la senda de la tubería, desemboco en el Mirador de las Canchas (11,8km).
Desde aquí continuo con dirección Sur, por una pequeña senda, que con algún giro a derecha e izquierda, desciendo hasta encontrar la Senda Ortiz (12,6km – 1.590m).
Solo resta dejarse llevar por ella, que 250 metros más abajo, rodea; Las Canchas y las Rocas del Bercial, para dejarme en la pista forestal de la Barranca (14,2km).

Esta pista pasa entre el Parque de Aventura y el Área Recreativa de Las Vueltas, donde esta programada, el final de la ruta. No obstante, prosigo la marcha hasta el aparcamiento, donde finalizo.

martes, 29 de agosto de 2017

Vegadeo, Piantón, Mazo de Meredo


Vegadeo, Piantón, Arcilo, Cobre, Ermita de San Pedro, Foxo, Grandamia, Monte Agudelo, Xaraz, Mazo de Meredo, Río Suarón.



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 3 horas 30 minutos
Recorrido: 15,3 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Subida: 578 metros / Bajada: 585 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 31-07-2017



Descripción:

 Desde Vagadeo, por la As-22, se llega en dos kilómetos a Pianton.
Que fue capital del concejo hasta mediados del siglo XIX. Se cuenta que tomo su nombre de la Legión Romana Pío Antonia, que acampo en este lugar.
Donde esta el punto de partida de esta ruta circular que lleva al Mazo de Meredo. Dejo el vehiculo, en el aparcamiento junto al Rte Casa Jano, tomo un cafelito me dirijo al llamado Puente Romano <Levantado sobre uno anterior de la época medieval y recónstruido, tras haber sido arrasado en una de tantas crecidas, que periódicamente tiene el río.
Estoy a solo 18 metros, sobre el nivel del mar, viendo el plano de la ruta. Siguiendo las indicaciones, lo cruzo e inmediatamente, giro a izquierda, dejando un grupo de casas a derecha. Por un estupendo camino, paso una fuente a derecha y estoy en una bifurcación (0,42km). De frente asciende una vía hormigonada, que sin formar parte de la ruta, será por donde haré el regreso.
Prosigo las marcas de la senda, que me indican a izquierda, en principio un camino llano, que rápidamente se traduce en una constante subida, por un espeso bosque de; eucaliptos, acebos, castaños y otras especies, pudiendo disfrutar de excelentes vistas del valle, donde se asienta, Piantón y Vegadeo. En un buen tramo el camino es paralelo a una línea eléctrica. Continuando con la subida, arribo a la aldea de Arcilo (0:22h - 1,56km – 134m). Aquí se presenta la primera opción de hacer la ruta; hacia la izquierda o tomarla a la derecha, para llegar al molino.
Decido a derecha <por ser la indicada por las señales>, ando unos metros por carreterita asfaltada, dejo las casas de Arcilo y en el siguiente desvío (1,85km), giro a izquierda, para seguir remontando hasta alcanzar Cobre (0:40h - 2,86km – 256m). Aquí me desvío unos metros a derecha, para ver la Ermita de San Pedro, levantada en 1896 y reconstruida en 1996.
Nada más dejar la aldea de Cobre (3,24km), se presenta la segunda opción de hacer la ruta; tomando a derecha (3,5km) y a izquierda (1,5km), ambas rodean el Monte Agudelo, para reencontrarse, antes de llegar Xaraz. En este caso la indicación aconseja por la izquierda –un poco más corta y sin pisar asfalto-, pero tomo la más larga.
Por camino asfaltado alcanzo la máxima altura sobre los (4,45km – 292m), y comienzo a bajar para entrar en Foxo (1:12h - 4,99km). Tomo a la diestra por la ctra AS-11 y en trescientos metros, estoy en Grandamía. Donde abandono la carretera, para continuar a la izquierda, por camino de tierra, que mas adelante se encuentra, con el otro ramal de la ruta, una vez rodeado el monte Agudelo (6,33km).
Una vez reencontradas las dos sendas y siguiendo las indicaciones; tras un zig-zag, la ruta pasa por la aldea de Xaraz (1:38h - 7,28km).
La ruta prosigue a izquierda y unos metros más abajo; no tomar el primer camino de la derecha <lleva a la carretera y habría que circular por ella, hasta el aparcamiento>.
Ver la indicación que señala, el segundo camino, que engaña en apariencia, por estar con abundante matorral. No obstante se nota transitado y la huella es visible.
Unos metros antes de llegar al aparcamiento, se ve la señal de la ruta, por la que se hace el retorno.
Ya en el aparcamiento del molino (7,98km), se cruza la carretera y entrar en la bonita zona que ocupa el Mazo de Meredo y su Área Recreativa (1:50h – 8km).
Este molino es del siglo XVIII, simboliza la huella de la metalurgia legendaria en esta zona. Desde la presa en el Río Suarón, se desvía agua por una acequia, para mover la rueda hidráulica <similar a la usada por los romanos>, para trabajar el hierro.
Visto todo el entorno, desando el tramo hasta el desvío antes mencionado; para tomar dirección Noreste, en principio, por una pequeña senda, hasta pasar junto a la Cueva de Xanin, totalmente envuelta en maleza.
Estoy rodeando el Monte Sestelo y la senda, se hace vereda y luego camino, bien claro y definido. El camino sigue dirección Norte, imitando el trazado de la carretera y el curso del Río Suarón.
Hasta llegar a una bifurcación (10,3km); la derecha lleva a la Casona de Sestelo. La Ruta, gira al Oeste y culebrea; donde hay que atravesar un pequeño tramo <unos trescientos metros>, muy necesitado de poda y desbroce, no obstante las señales están claras y son suficientes, para seguirla. Finalmente entronca con un camino asfaltado, que tomo a izquierda, para regresar a la aldea de Arcilo.
La entrada en Arcilo, la hago acompañado de un vecino del lugar, que me indica otra posibilidad de regresar a Piantón, ya que la ruta marca el regreso por el mismo camino que vine.
Como soy incondicional de las rutas circulares, sigo las indicaciones de esta persona. Vuelvo a pasar por el corto tramo, hasta el desvío en que la ruta gira a izquierda, y continúo ahora de frente por el camino asfaltado, hasta otro desvío que hay a derecha. Lo sigo y entre maizales, paso junto a un cargadero de madera y desciendo hasta el desvío donde esta la fuente.
Desde aquí, ya por el mismo camino andado al principio, regreso a Piantón.

jueves, 24 de agosto de 2017

Sepúlveda, Hoces del Río Duratón, Senda Larga


Sepúlveda, Puente de Villaseca, Río Duratón, Senda Larga, Cueva de los Siete Altares, Puente del Villar, Puente de Talcano, Puente Picazos, Puerta de la Fuerza, Santuario Nuestra Señora de la Peña.



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: horas  minutos
Recorrido: 14,15 km
Dificultad: Baja / Medio
Desnivel: Subida: 318 metros / Bajada: 229 metros / Acumulado: 549 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 23-08-2017



Descripción:
Nueva ruta con el grupo Gmsma, hemos quedado en la Plaza de España y nos encontramos conque el centro esta cortado al tráfico, pues están en fiestas y es día de mercado. Tras las llamadas pertinentes y los desvíos forzosos que tenemos que realizar, damos con el nuevo punto de encuentro, en el aparcamiento situado en la c/. Bajada del Matadero.
Después de las salutaciones, se organiza el traslado de los participantes al punto de salida, situado en el Puente de Villaseca. Se completan los mínimos coches necesarios y por la ctra SG-232, pasamos el túnel bajo el pueblo, en la rotonda vemos las indicaciones a las Hoces del Duratón, que nos hace seguir la ctra SG-2323, cruzamos el pueblo de Villar de Sobrepeña y en la bifurcación de carreteras, giramos a derecha, continuando ahora por la ctra SG-2418 y nada más cruzar un puente, giramos a izquierda para dejar los coches junto al Quiosco Jacinto.
Iniciamos la marcha a la 10:44 en dirección Este, con el Río Duratón a nuestra derecha, pasamos bajo el Puente de Villaseca y en breve tenemos a la siniestra, la Cueva de los Siete Altares.
Iglesia rupestre de la época visigoda, antiguo asentamiento de una comunidad eremítica, que se establecieron en las Hoces del Duratón, tras la conversión al Catolicismo, del Rey Recaredo, en el año 586.
La senda nos lleva aguas arriba y sin dejar de mirar a ambos lados del cañón, entramos en la zona protegida <hay que pedir permiso para transitar por ella, desde el 1 de Enero al 31 de Julio>, entre las aves que se pueden ver, están; la chova piquirroja, el halcón peregrino, el águila real y sobre todo el buitre leonado.
El itinerario transita por un bosque de ribera, abundando principalmente los; alisos, chopos, fresnos y sauces y paseando por este frondoso paisaje, llegamos a la Fuente del Chorrillo. Prosiguiendo la caminata en poco alcanzamos el Puente del Villar (11:56h).
La señal que hay junto al puente, indica que no hay que cruzarlo. Continuando por la senda, en breve se ve a izquierda, otra ermita con la puerta adornada y con una leyenda en el dintel.
La marcha sin ser rápida, no ceja y los comentarios respecto a la parada, para tomar el sustento, se hacen más patentes, consiguiéndose finalmente el propósito a las (12:28h).
Nuevamente en marcha; más aberturas en las paredes y el agua mansa a nuestro lado. Se pasa junto a un molino abandonado la Fuente Redonda y la Fuente de la Hontanilla (13:18h), donde la mayoría optamos por refrescarnos.
Reemprendida la marcha, se deja otra gruta a izquierda y el camino que se despeja, lo que nos permite admirar las paredes del cañón. Y sin darnos cuenta, nos presentamos ante otra bifurcación, junto al Puente de Talcano (13:35h - 10,3km). Donde se unen, la senda de los dos ríos y la senda larga.
Sin cruzar el puente y tras un pequeño descanso, se retoma la marcha, pasando junto a la pequeña Presa Fábrica de la Luz <en desuso desde hace tiempo>.
Y alcanzamos el tramo más vistoso (para mi), el que tiene un tramo casi colgado de la pared, para descender por unos escalones, otra vez hasta el nivel del río y encontrar el Puente de Picazos (13:58h - 11,4km), por el que al parecer, pasaba una vía romana.
En diez minutos remontamos, bajo un sol implacable; la pendiente que separa el puente, de la Puerta de la Fuerza (12km).
La fortaleza de Sepúlveda tuvo siete puertas, cuyas llaves se conservan en el ayuntamiento. Siendo estas: Puerta del Ecce Homo o del Azogue, Puerta del Río, Puerta de la Fuerza, Puerta del Postiguillo, Puerta de la Judería, Puerta de Duruelo y Puerta del Vado,    
Con la vista puesta en el gran edificio del Santuario de la Peña, entramos en el pueblo por el Camino Puerta de la Fuerza <con las cruces del vía crucis>, y accedemos a la Plaza Campo de la Virgen (14:19h - 12,8km). La fuente que allí hay, no da abasto a la avalancha, que sobre ella se deja caer.
Refrescados y aliviados del sofocón sufrido, en este último tramo, el grupo se fracciona; unos tienen que regresar a buscar los vehículos, otros están desesperados por beberse toda la cerveza que haya en Sepúlveda y los menos, nos atrevemos a ir hasta el mirador, que hay detrás del Santuario Nuestra Señora de la Peña.
Contempladas las vistas, regresamos a la plaza y por la c/. de los Santos Justo y Pastor, pasamos bajo el Arco del Ecce Homo. Puerta románica de la muralla, que recibió hasta el siglo XVII el nombre de Arco de la Azogue, por conducir al mercado de la villa.

Y prosiguiendo por c/. La Barbacana, finalizar en la Plaza de España (14:40h – 14,15km).

martes, 22 de agosto de 2017

Tapia de Casariego, E9, Santa Gadea, Ribadeo


Tapia de Casariego, E9, Playa de la Paloma, Villamil, Santa Gadea, Playa de Peñarronda, Villadun, Playa de Arnau, Puente de los Santos, Ribadeo



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 3 horas
Recorrido: 13,3 km
Dificultad: Baja 
Desnivel: Insignificante
Recomendada: Todo el año
Realizada: 24-07-2017



Descripción:
Tramo de la ruta costera Europea, desde Tapia hasta Ribadeo.
Inicio la marcha, a las 08:45 en la Av. de Galicia 25, donde me he bajado del autobús que me ha traído desde Ribadeo.
Tomo la c/. Marques de Casariego y dejo el ayuntamiento a izquierda y la Iglesia de San Esteban (del año 1896), a la derecha. Cruzo la Plaza del Mercado –donde ahora están colocando los puestos del mercadillo semanal- y desemboco en la c/. Canónigo Vicente Alvar, por la que bajo hasta el pequeño puerto.
Prosigo a la izquierda, bordeándolo y llego al Mirador de los Cañones.
Donde están las antiguas balizas del Puerto de Tapia, que funcionaron con gas. Donadas por el Servicio de Puertos de Asturias.
Prosigo hacia el Oeste, pasando junto a una antigua cetaría <vivero de marisco, en comunicación con el mar> ahora convertida en piscina.
Voy rodeando la bonita Playa de Anguileiro, paso junto al campo de futbol y tras pasar un pequeño puente, entro en la urbanización Las Marinas, donde veo las marcas del E9 (blanco y rojo, correspondientes a los senderos de gran recorrido. Asimismo también veo las flechas del Camino de Santiago.
El sendero E9 o Camino Costero Europeo, recorre 5229 kilómetros, desde el Cabo San Vicente, en Portugal; hasta Narva-Jöesuu, en Estonia. Pasando por Francia (con variante por Reino Unido), bélgica, Paises Bajos, Alemania, Polonia, Kaliningrado (Rusia), Letonia, Lituania, Estonia y Rusia (San Petersburgo).
Rodeo el Camping Playa de Tapia, paso junto a la Playa de la Paloma y cruzo el Arroyo de la Fernanda, por una pasarela.
La senda hace un giro cerrado a izquierda, pasando un tramo prácticamente cubierto, que apenas entra el sol. Tras salir a un camino abierto –a derecha se va al Castro de Esteiro-. La senda gira a izquierda, donde se ve la señal del km: 3, del tramo de sendero que estoy realizando .
Entre maizales llego a un desvío a izquierda, que ignoro, y en la bifurcación; la senda gira a izquierda hasta llegar a un cruce con carretera local (09:45 – 4,28km). La ruta sigue a derecha; descarto el primer desvío a derecha y poco mas tarde, veo a derecha, un antiguo lavadero. Dos pasos más y estoy en otra bifurcación (10:00 – 5,8km).
Nuevamente la ruta continúa a derecha, y unos metros más adelante, admiro tres grandes castaños, situados a siniestra. Entro en pueblo de Villamil, el camino pasa junto a un gran edificio, que al parecer es una residencia para mayores.
Tras dejar atrás el pueblo, hay otro desvío, la senda, se dirige hacia Santa Gadea, una pequeña aldea que cruzo sin darme cuenta y a la salida, esta la Ermita de San Lorenzo y su Área Recreativa (1h y 30´ – 7,35km), desde cuya explanada se tiene una magnifica vista del litoral.
Desciendo para rodear la Playa de Peñarronda -en el Concejo de Castropol- sigo por la plataforma de madera, que discurre por el humedal del Arroyo Villadún (7,85km). Dejo un camping a la izquierda y vuelvo a ganar altura, pasando junto a un restaurante y giro a la izquierda, dirigiéndome hacia otro núcleo de casas.
El camino se aleja de la costa, entra en Villadún y en la primera bifurcación (8,93km), se desvía a derecha, donde poco más adelante se pasa la marca del km:10. Sin dejar el sentido Noroeste y descartando un desvío a izquierda, encuentro una laguna y arribo al Área Recreativa Campo de Arnau (10:50 – 9,82km).
Tras cruzarla, se divisa Ribadeo; el sendero E9, gira a derecha, para ir rodeando toda la costa. Yo en este caso y debido a que ese tramo lo he pateado repetidas veces, continúo de frente hasta el Área Recreativa de la Playa de Arnau, donde reencuentro el sendero E9.
Prosiguiendo por la antigua carretera –cerrada al tráfico de vehículos, por derrumbe- dejo a derecha una vivienda y alcanzo la rotonda de acceso a la autovía A-8 (3h – 11,3km).
El tramo del sendero, por haberlo balizado, el servicio de turismo de Asturias, entra en Figueras, donde finaliza.
Yo tomo rumbo al Oeste, por la vía de servicio de la A8, hasta llegar a la Ría del Eo <frontera natural y política, entre Asturias y Galicia.
Teniendo por delante el magnifico Puente de los Santos.
Construido en 1987, con una longitud de 612 metros, fue denominado así por tener en las cercanías de sus extremos, dos capillas; en el lado asturiano, la Ermita de San Román y en el lado gallego, la Ermita de San Miguel. El puente se amplio a 4 carriles en 2014, para el paso de la A8 –autovía del Cantabrico.
Pasarlo lleva 7 minutos y para algunos; pueden hacerse muy largos, pues la altura es apreciable y aparece el vértigo, además de notar el oscilar, de la imponente estructura, cuando se esta en el centro. Pero olvidando los miedos, la vista desde el lado Sur, es extraordinaria; Ribadeo de frente, donde identifico la Ermita de San Miguel, el Puerto, La Atalaya y el moderno ascensor <armazón de obra negra>, la Ría del Eo y a la izquierda de esta, Castropol.

Superada la travesía y pisando tierra firme, solo me restan unos metros para concluir la ruta, en la estación de autobuses de Ribadeo.

martes, 15 de agosto de 2017

San Tirso de Abres, Ruta del Ferrocarril,


San Tirso de Abres "El Llano", Ruta del Ferrocarril y Ruta de los Pañeiros
 

M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 4 horas
Recorrido: 15,90 km
Dificultad: Medio / Baja
Desnivel: Subida: 481 metros / Bajada: 488 metros 
Recomendada: Todo el año
Realizada: 20-07-2017


Descripción:
La ruta discurre por el antiguo trazado, del tren que transportaba el carbón extraído en Vilaodrid y trabajado en los hornos de Pontenova, hasta el “Cargadero” <puente – muelle>, en Ribadeo, desde el cual se volcaba en los barcos. Me traslado a San Tirso de Abres, en la ctra N-640 km: 25,800, junto al Bar Rte San Isidro, donde tomo un ligero desayuno.
Comienzo la caminata a las 08:45 y me dirijo hacia la gasolinera, pasada ésta giro a derecha y desciendo por una pequeña calle, en la bifurcación, tomo a izquierda y paso junto a la Fuente y Lavadero de Las Salgueras y unos metros más abajo; en el cruce, da comienzo propiamente la ruta.
Tomo dirección Oeste, por la estupenda y bien señalizada calzada, paso junto a un pequeño torreón y tras dejar una casa a izquierda, esta el primero de los seis túneles que contiene este tramo, el Túnel de San Tirso, de 93 metros.
A partir de aquí el camino transcurre junto al Río Eo; y entre una frondosidad espectacular. En cuatro pasos llego a la ctra N-640 –la cual cruzo con la máxima atención- prosigo y unos metros antes del segundo túnel, veo los restos de un molino, junto al cauce del río.
Me adentro en el Túnel de la Vuelta, de 90 metros, y disfrutando del entorno, llego al Puente sobre el Río Eo (0,40h – 3,39km). Y unos metros mas esta el Túnel de la Central, de 65 metros.
Caminando con solo el acompañamiento del silencio, me sorprende el ruido de la caída del agua, en la antigua central hidroeléctrica, donde se construyo la Escala de Salmones.
Un juego de artesas, que facilita la remontada de los peces; truchas, anguilas y salmón. Para que puedan llegar a la cabecera del río, donde depositan los huevos.
Nada más dejar la central, alcanzo el Túnel de Pedrido, de 100 metros. Y seguidamente el Túnel de Carriceiro, de 130 metros.
Continúo por la bonita senda y cuando avisto el último túnel, hay una señal que indica, bajar a la izquierda, para ver el pequeño puente que libra un arroyuelo.
Prosiguiendo la marcha se encuentra el Túnel da Asela, de 173 metros (1,15 h – 6,48km). Último túnel que al ser el más largo esta dotado de luz, que se ilumina al entrar.
Unos metros después de la salida, a la izquierda hay una pequeña fuente, con un letrero ilegible. A continuación se encuentra un “caseto”.
Construcciones de mampostería con cubierta de pizarra a dos aguas, que almacenaba el carbón que utilizaban las locomotoras en el trayecto.
Prosigo unos metros más y llego al final del recorrido de esta vía verde y limite entre provincias y autonomías. Un panel informativo nos dice que se puede continuar, ya en tierras gallegas, hasta Pontenova; pero ya por pista asfaltada. Así mismo hay otro panel informativo de la Ruta de los Pañeiros.
Como soy un incondicional de las rutas circulares, decido hacer el regreso por esta.
Siguiendo las indicaciones, giro a izquierda y asciendo por una pequeña carreterita; en la primera bifurcación, es a la izquierda y en la segunda a derecha. Seguidamente ignoro un desvío a izquierda y en el siguiente, dejo la carreterita y prosigo por un camino –en principio asfaltado- por el que alcanzo la máxima altura de la ruta sobre los (8,79km – 240m), poco antes de llegar a una casa y a la Ermita de Santa Elena (1,45h – 8,9km).
A partir de aquí es un camino forestal <en estos momentos, no muy bien conservado>, aunque si, relativamente bien señalizado.
Pasado un primer tramo en bajada y por vegetación espesa, llego a un giro a derecha, donde el camino se reforzó con piedras, y desde el cual se disfrutan de las mejores vistas de la zona: el valle por donde discurre el Río Eo, el trazado de la carretera N-640 y las laderas repletas de cultivo y arbolado.
Tras varias curvas zigzagueando entre el bosque, desemboco en otra carreterita –con una fuente, a la diestra- continuando a derecha, entro en la aldea de San Andres, y unos metros más, me dejan ante la Ermita del Carmen (2,30h – 11,6km).
En el centro de la aldea, giro a derecha y prosiguiendo el Camino de los Pañeros, que desciende hasta unirse al Río Eo, salir hasta otra carretera local. La tomo a izquierda y tras cruzar dos arroyos, entro en el núcleo principal de, El Llano o San Tirso de Abres.(2,55h – 13,5km).
Desde aquí diviso <La Carretera> grupo de casas, donde he dejado el vehiculo y allí me dirijo. Atravieso el Area Recreativa El Piñero o de San Tirso de Abres, cruzo el Río Eo y una zona de acampada. Al final del camino, giro a derecha, rodeando una piscifactoría abandonada y retorno al inicio de la ruta. Solo me queda desandar el tramo hasta el la ctra N-640 y finalizar.
Ahora cruzo al otro lado de la carretera, donde esta el Bar-tienda Casa Miranda; entro en el para tomar un refresco y fisgonear.
Nota: Ruta para hacer preferentemente en verano, siendo aconsejable llevar linterna.