jueves, 29 de diciembre de 2016

Manzanares, El Puente de los Pollos (PR-M1, El Cáliz, El Pajarito)


Manzanares el Real, Canto Cochino, PR-M1, El Cáliz, Collado Cabrón, Cancho de los Muertos, Canal del Pajarito, Puente de los Pollos, PR-M2, 




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 
Distancia a recorrer: 12,8 km
Dificultad de itinerario: Alta
Desnivel: Subida: 936 metros - Bajada: 936 metros - Acumulado: 1.872 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 21-12-2015



Descripción del Recorrido:  

Tercera vez, que voy a visitar el Puente de los Pollos, con la idea de llegar a él, desde la senda que sube por Las Milaneras; aunque esta vez, me desviaré para ver El Cáliz. El motivo de la ruta, es llevar a dos amígueles, que desconocen ambos monumentos.

Iniciamos el recorrido, en el lugar más típico de La Pedriza; el aparcamiento de Canto Cochino, situado a 1.027 metros, buscamos el Río Manzanares, y por su atractivo puente, lo cruzamos.
Estamos siguiendo el recorrido del PR-M1, compartido en esta parte, con los PRs: 2 y 18, además del GR-10, primero en abandonarnos, ya que al otro lado del río, gira a derecha, para irse en busca de la Gran Cañada.

Los pequeños senderos giran a la izquierda, y nosotros con ellos, y en la primera bifurcación, donde están situados los paneles informativos; el PR-M2 prosigue de frente y será por el que haremos el regreso.

Nuevamente doblamos a la izquierda, compartiendo itinerario con el PR-M18, que todavía nos acompañara hasta la siguiente ramificación; En que por la derecha, se marcha la Senda Tiermes –antiguo recorrido del PR-M1-, en busca del Collado del Cabrón, a través del Cancho de los Muertos.
Por la izquierda, sigue el PR-M18 –que finaliza en La Bola del Mundo, pasando por el nacimiento del río, en el Vestiquero de la Condesa-.
Y de frente, se queda sólo, el nuevo itinerario del PR-M1, camino por el que continuamos. 

Durante unos cientos de metros, es relativamente llano; hasta que en un giro cerrado a la derecha, comienza el ascenso que no afloja, hasta un pequeño claro que sirve de mirador, sobre la zona de La Charca Verde (0:36h -1,67km – 1.146m), justo, donde a la derecha parte la vereita, que conduce al Cáliz.
La seguimos sin esfuerzo, y ha medio camino, ya comenzamos a verlo, y pasado un cuarto de hora, estamos a los pies de este imponente cúmulo de piedras (2km - 0:49h).

Desandamos el camino y proseguimos por la senda principal, que nos da un corto respiro, antes de encabritarse para lograr el Collado Cabrón (3,8km – 1:30h1.308m). Archiconocido cruce de sendas, por el que además, del paso del sendero que seguimos; primero a la izquierda. Es comienzo o final de tres sendas más: la Senda Forestal; senda a la “autopista” y Refugio Giner. Y a la derecha, la Senda Tiermes (citada anteriormente) que conduce al Cancho de los Muertos, a sólo doscientos metros. Lugar que también nos acercamos a ver.

Regresamos al collado y continuamos tras las marcas, blanco y amarillo del PR-M1, que nos guía al Canal del Pajarito, paso exigente entre el propio Pajarito –a la izquierda- y La Vela -a la derecha-.

Vencido este escollo, cruzamos el Jardín del Pajarito, dejando a la diestra, La Campana y saliendo de la zona boscosa; tenemos el embarazoso Carro del Diablo (5,18km - 2,46h - 1.539m). 
Ante el nuevo reto y calibradas las fuerzas de los acompañantes, decidimos girar a la derecha, siguiendo un rastro de hitos; que desciende unos 150 metros, por tramo sin señalizar –al parecer las pocas indicaciones que vimos al inicio, estarían puestas por escaladores, que sólo llevan algún risco-. 

No obstante, como veo posibilidades de continuar, prosigo bajando en busca de la Senda Forestal, que entroncamos un kilómetro después (6,16km – 3:22h - 1.375m). No recomiendo este “atajo” sin buenas dotes de orientación.

Nuevamente en territorio humanizado, seguimos a la izquierda, esta clara travesía –más en estos momentos, al estar trabajando una cuadrilla de poda-.
Dejamos a la izquierda un primer desvío que sube al Collado de la Romera, y unos metros más adelante esta el montoncito de piedras, que indica el desvío a la Majada de Quila (7,33km – 3:53h).

Seguimos el despejado camino, pasamos junto a una covacha y poco más vislumbramos entre los árboles la formidable ventana que forma el Puente de los Pollos (7,78km – 4:10h – 1.587m). Un enorme hueco de 15 metros, coronado por una losa de granito.
Nos regalamos el merecido descanso, al pie del majestuoso “dolmen” y luego de tomar las obligadas instantáneas, desandamos la distancia que nos devuelve al cruce.

Otra vez en la Senda Forestal, continuamos por ella, atravesando un estupendo pinar, donde se encuentra el cruce conocido como “Cuatro Caminos” (5:00h - 8,80km). De frente sigue un ramal que lleva al Arroyo de la Ventana, en el inicio del Callejón de las Abejas. Y la izquierda y derecha es el PR-M2, por el que regresaremos a Canto Cochino.

Giramos pues a la diestra, viendo también las franjas, blanco y amarillo de los “pequeños recorridos” –que como muchos sabrán, son sendas que oscilan entre los 10 y 50 kilómetros-.
Así pues, llegamos a tocar el Arroyo de la Ventana (9,75km), donde parte la senda del mismo nombre, y que se dirige al citado Callejón de las Abejas y el Collado de la Ventana.

Acto seguido, vemos un pequeño vivac y pasamos un buen mirador, hacia El Pájaro. Cuatro pasos y estamos en el desvió (10,4km), que lleva al Refugio Giner y el Collado de la Dehesilla.

Pisamos el PR-M2, pero desde aquí hasta la primera bifurcación con el PR-M1 y 18; es más conocido como “Autopista” de La Pedriza.

Y por ella tornamos al punto de partida, concluyendo esta interesante ruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario