jueves, 29 de diciembre de 2016

La Granja, Puente de la Cantina, Cerro de la Camorca


La Granja de San Ildefonso, Fuente de la Canaleja, Puente de la Cantina, Arroyo del Puerto del Paular, GR-10.1, Arroyo del Telégrafo, Puente de Minguete, Arroyo Minguete, Fuente de la Reina, Pradera de la Venta, Cerro de la Camorca 



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Ida y Vuelta
Tiempo estimado: 4 horas 30 minutos
Distancia a recorrer: 13,9 km
Dificultad de itinerario: Media / Alta
Desnivel: 476 metros <> Acumulado: 582 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 11-02-2015



Descripción:

Otra salida que realizo con el Gmsma, un nutrido grupo de senderistas, con el que me gusta hacer alguna que otra ruta que no haya pisado. El lugar de encuentro es el aparcamiento de la Fuente de la Canaleja o de los Mosquitos; junto al Puente de la Cantina, en la ctra CL-601, km-130,4.


Una vez que todos los integrantes, nos hemos pertrechado para la marcha, cruzamos por el puente de la carretera; el Arroyo del Puerto del Paular. Poco antes de convertirse en el Río Eresma; una vez que se han sumado las aguas del Arroyo MInguete y el Telégrafo.

Inmediatamente giramos a derecha y por el trazado del GR-10.1, nos introducimos en el lado occidental del Monte de Valsaín. Sobre un inmaculado manto de blanca nieve, avanzamos pausadamente, pues el que abre camino; se hunde hasta veinte centímetros.

Cruzamos un primer arroyo y posteriormente el Arroyo del Telégrafo (1,21km). Llegados a una bifurcación, del GR: la izquierda sigue el Camino de Lumbralejos, hacia el Puerto de la Fuenfría. Y nosotros, proseguimos ganando altura por el de la derecha; acompañando el cauce del Arroyo Minguete. El cual salvamos más arriba; por el Puente de Minguete (1h – 2,85km), junto a un cargadero de madera.

Superando arroyos, entre ellos el Arroyo Casarás, alcanzamos la Fuente de la Reina (1,30h – 5km - 1640m). En un cruce de caminos, por donde pasaba la antigua calzada romana y actual Cordel de Santillana o de la Fuenfría.

Se trataba de la calzada romana XXIV, realizada posiblemente en el siglo I d. C. y recopilada en tiempos de Antonino, emperador entre  el 211 a 217. Comprendía desde Segovia hasta Toledo, pasando por el Puerto de la Fuenfria, Cercedilla, Collado Mediano, Galapagar y Titulciam (lugar no identificado). 

Un pequeño descanso y luego de atravesar la Pradera de la Venta, afrontamos el tramo más exigente, por pendiente y por la espesura de nieve. Sin amilanarnos, ascendemos entre fantasmagóricos pinos, hasta el Cerro de la Camorca (2,45h – 6,97km – 1.814m), con su refugio y mirador; que debido a la poca visibilidad, no permite disfrutar de su excelente vista. Lo que no perdonamos es el bocata, que nos lo trajinamos los más avispados; dentro del refugio.

El itinerario previsto es bajar en busca del Río Eresma y subir por su orilla hasta el puente, para finalizar. El problema es que un compañero ha perdido el móvil y quiere volver por el mismo camino, haber si tiene suerte de encontrarlo.

Así que nos dividimos y mientras el grueso sigue el itinerario trazado; varios acompañamos al atribulado compañero. Regresamos al punto de partida, antes que el otro resto de grupo, teniendo que esperar a que vengan los propietarios de los vehículos; para cambiarnos de calzado.

Y cual es la sorpresa, que cuando el que creía haber perdido el móvil, se lo encuentra dentro del coche. La anécdota finaliza, quedando el despistado muy contento y los que le acompañamos; no tanto. Al perdernos completar la ruta diseñada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario