viernes, 30 de diciembre de 2016

Galapagar, Puentes, Vías Pecuarias y Canto del Peso

Galapagar, Cañada de Matamoras, Puente Dickturpin, Puente Nuevo, Río Guadarrama, Puente de la Alcanzorla, Puente de la Navata, Puente ctra M-525, Molino Viejo, Cordel de las Suertes Nuevas, Colada Charco de la Hoya, Canto del Peso.


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 
Distancia a recorrer: 18,4 km
Dificultad de itinerario: Media
Desnivel: Subida: 400 metros  <> Bajada: 400 metros  <> Acumulado: 800 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 06-04-2016


Descripción:  
Hoy he quedado en Galapagar, con el Gmsma, un extenso grupo de senderismo, con el que compartí rutas durante un tiempo; para enseñarles los históricos puentes, que existen en el término municipal.
Como tengo prisa por la tarde y ellos se toman el día con calma; dejo mi vehículo en la c/. Democracia, que esta muy cerca del itinerario que haremos al regreso. Ganando el tiempo que a ellos les faltará hasta finalizar en el aparcamiento del Centro Cultural La Pocilla.  

Me dirijo allí, siguiendo la carretera de La Navata y calle Escuelas; encontrando al extenso grupo que hoy superan los cuarenta participantes. Después de los saludos entre todos, arranco con ímpetu, para salir pronto de la zona urbana. Atravesando la Plaza de la Iglesia y pasando junto al ayuntamiento; en busca de la c/. Veracruz. 

Luego cruzamos la ctra M-505 (3,17km), continuando por c/. Fuente de las Colmenas y en la bifurcación; seguimos a derecha por el Camino de Villanueva del Pardillo, hasta la Cañada de Matamoras.  Torcemos a la izquierda y la seguimos, logrando la máxima altura de la ruta (6.06km – 927m), en el Cerro del Chaparral.

Poco más adelante, pasamos junto a la finca El Torreón; lugar donde vivió Jacinto Benavente, vecino ilustre de este pueblo; que está enterrado en el cementerio viejo.
Seguidamente volvemos a cruzar la ctra M-505 y proseguimos por la margen derecha de la ctra M-852, llegando al primero de los objetivos; el Puente Dickturpin (9km), que salva el Arroyo San Gregorio. Lugar que eligen para el primer descanso. 

Reanudamos la marcha, cruzando la ctra M-519 y nos dirigimos al segundo destino; el Puente Nuevo (10km), también conocido como: Puente de Herrera; Puente de las Minas o Puente de la Parrilla.

Construido durante el reinado de Felipe II -siglo XVI-, para conectar Madrid con el Real Monasterio de El Escorial; tras pasar por Torrelodones. La relación del puente con el monasterio, se refleja en el grabado de la parrilla de San Lorenzo, sobre la clave de su único arco. En el extremo Oeste del puente hay un mojón de piedra de 1793, marcando un vedado de caza menor, delimitado para uso exclusivo del rey Carlos IV. Actualmente, el puente pertenece a Patrimonio Nacional.

Una vez en el otro lado del Río Guadarrama, lo seguimos aguas arriba, andando la cota más baja del recorrido (792m), por la pista o c/. de las Minas. Poco más y luego de alguna peripecia, logramos llegar al Puente de la Alcanzorla (11km).

Situado a 800 metros, aguas arriba del Puente de Herrera, por detrás de Los Jarales; por donde tiene su acceso más fácil. Su origen que se creía romano, se data en los siglos IX al XI. Siendo por tanto árabe y su nombre lo corrobora; significando "luminaria". Se cree que formaba parte del camino militar, que unía las atalayas que servían de vigía, en la frontera de Al-Andalus con los reinos cristianos. De la que formaba parte la torre/atalaya de Torrelodones.

Tornamos a cruzar el río y luego de otro descanso, proseguimos por la senda que sube a derecha; por la que disfrutamos de unas excelentes vistas de la sierra, antes de llegar al Puente de la Navata (12,7km) del siglo XVII (12,6km), que también recibe los nombres de; Puente del Molino y Puente Viejo.

Destacar el nefasto trabajo de sobreponer una viga de hormigón, un metro por encima del bonito puente de piedra; que de sobra sostendría el paso de las pocas personas que lo transitan. Seguramente el responsable se llevaría su buena comisión, por tan lamentable acto. Y los posteriores, no encuentran el momento de remediarlo; cosas de la política.

Continuamos junto al cauce, viendo unos patitos sobre las aguas, que demuestra la buena calidad de ellas. Alcanzada la ctra M-525, que franquea el río por otro puente (13,2km). Éste, aunque más reciente, también tiene buena estampa. Atravesamos la carretera y pasamos el Dencansadero / Abrevadero Charco de la Hoya, convertido en un aparcamiento y zona de recreo. Y poco más estamos junto a los restos del Molino Viejo (13,6km), lugar elegido para comer y como no; dejar pasar el tiempo, otro rato, junto al río.

Todos los arroyos de la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama; entre el Puerto de La Fuenfría y el Puerto de Navacerrada. Forman los pequeños ríos; de La Venta y de las Fuentes (que aglutina al Río Pradillo y el Río Navalmedio). Fusionados en Cercedilla, poco antes del límite con Los Molinos; es partir de ahí, donde pasa a denominarse Río Guadarrama.
Y tras un recorrido de 132 kilómetros, desemboca en el Río Tajo, en la provincia de Toledo.

Decimos adiós al río y por la c/. Mandril, dejamos las vivienda atrás. Luego entre pista, senda y nuevamente pista, llegamos al encuentro del Cordel de las Suertes Nuevas (14,7km). El cual nos lleva en dirección Sur al Camino del Canal y por éste entramos otra vez en zona urbana, pisando la Colada Charco de la Hoya y calle del mismo nombre.

Giramos a la derecha y vemos el extraño conjunto roqueño del Canto del Peso (17km). Entramos en la finca para inmortalizar el momento individual y del conjunto, haciendo la foto del grupo.

Reiniciamos el itinerario, saliendo del lugar y siguiendo la vía pecuaria, hasta llegar a la c/. Solana; donde me despido del grupo y me dirijo al punto donde inicie mi recorrido.
El pelotón continuara hasta el punto limpio y pasando por la Calzada Romana, finalizara su ruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario