viernes, 30 de diciembre de 2016

Patones de Arriba, GR-10, El Berrueco, La Cabrera


Patones, Arroyo de Patones, Embalse de El Atazar, El Berrueco, Camino del Quiñon, La Cabrera

M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Lineal
Tiempo estimado: 5 horas 50 minutos
Distancia a recorrer: 19,1 km
Dificultad de itinerario: Media
Desnivel: Subida: 640 metros  <> Bajada: 434 metros  <> Acumulado: 1074 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 11-11-2016


Descripción del Recorrido:  grupo torre
Para hacer la ruta de hoy, al ser lineal nos planteamos traer dos coches, pero finalmente decidimos llevar uno y dejarlo en el final, trasladándonos en taxi de La Cabrera al inicio, en Patones de Arriba. La anécdota es que como éramos 5, el taxista preparo el vehículo con un asiento adicional, que fue ¡una silla de roedas! que todo hay que decirlo, estaba homologada. Pedidas las explicaciones, nos aseguro que lo hacia habitualmente sin problemas, dispuesto a echarlo en suertes el privilegio de ocupar tan digno asiento, se presento voluntario Jose Luis, cosa muy aplaudida por el resto del grupo. 
Todos acomodados, algunos mas que otro, nos trasladamos a Patones de Arriba.
Iniciamos la marcha sobre las 10 desde el aparcamiento situado en su entrada a 832 metros de altitud. Entramos en este precioso pueblecito muy bien conservado, pasando por la Plaza del Llano.
Fundado entre 1527-1555, el nombre proviene del apellido de sus primeros habitantes que era Patón y hasta el siglo pasado el pueblo se llamó Los Patones. Los datos están contrastados en un padrón de 1527, registrado en Uceda. En el que se enumeran los vecinos que contribuyeron en la reparación de un puente sobre el río Jarama y apellidados Patón.
En 1555 un nuevo padrón conservado en el Archivo de Simancas, menciona la alquería de la Hoz de los Patones, hoy Patones de Arriba, integrada por 7 vecinos.
En 1687 aparece la existencia del “Rey de los Patones”. Se trata de la visita que hizo el “Rey” al Cardenal Moscoso, cuando este paso por Torrelaguna en el 1653, para pedirle la construcción de una ermita en el pueblo.
El “Rey” era una combinación de alcalde/juez de Paz, que según antiguos documentos era un anciano que administraba justicia entre los vecinos.
Se cuenta que el rey Carlos III se dirigía a este individuo, como el rey de los Patones.
Para más información: http://www.patones.net/historia.html
Continuamos por c/. de la Paloma, donde aparecen las marcas del GR-10, que seguimos por c/. de la Reguerilla. El recorrido hasta el Berrueco es coincidente con el “GR-300“ conocido como Senda Genaro.
Dejamos el pueblo atrás bajando al Arroyo de Patones, para proseguir junto a este, aguas arriba, el traspasamos varias veces, para llegar a una bifurcación (1,16km); la derecha lleva al Cancho de la Cabeza. Nosotros continuamos de frente con dirección Noroeste, vadeamos el Arroyo de Valdepinillo, e insistimos marchando junto al Arroyo de Patones hasta un giro cerrado a izquierda (2,2km).
Lo cruzamod por última vez y ascendemo un pequeño tramo de 600 metros, pero con pendiente de hasta el 30%, para alcanzar el altozano (2,85km), por donde discrurre un camino/pista por toda su loma.
Guiados por la buena señalización, lo atravesamos y continuamos sentido Norte, con la vista de la ctra a izquierda, descendemos al Arroyo de San Roman (3,43km).
Reanudamos la marcha por una vereita que cruzar otro arroyuelo y alcanza la ctra M-133 (4,41km). Pasamos al otro lado para continuar con dirección Suroeste y llegar a una pista forestal (5,18km). Entramos en el T.M. de El  Berrueco, bajamos con la vista de la La Atalaya de El Berrueco, a la ctra M-133, transitamos unos 300 metros junto a ella sin cruzarla.
En este punto, una señal indica el trazado del GR-10 y a la Atalaya, seguimos nuestro camino a derecha y volvemos a descender pasando junto a un descansadero/abrevadero. Cruzamos bajo una L.A.T. y llegamos al puente sobre el Arroyo de la Dehesilla, que es una cola del Embalse de El Atazar (7,80km).
Perseguimos las señales del sendero para entrar en El Berrueco, dejando la iglesia a derecha.
La iglesia de Santo Tomás Apóstol, del siglo XIII, esta situada en la parte alta del pueblo, sobre el lugar que ocupo una antigua ermita. Se reformo en el XVIII, destacando la portada de tres arcos de ladrillo con molduras, vinculada a la tradición románico-mudéjar y su potente torre de tres cuerpos de altura y planta cuadrada.
Entramos al pueblo por c/. de la Iglesia, c/. de la Peña y c/. de los Huertos, para llegar a la Plaza de la Picota (9,63km), donde vemos este singular monumento.
Elemento más representativo de El Berrueco, ya que de los 178 pueblos de la Comunidad de Madrid, es éste el único que la conserva. Se cree que remonta su existencia como rollo o columna al año 1000 por una inscripción existente en la parte superior y como picota al siglo XVI, representando un signo de jurisdicción penal en tiempos pasados. La picota era el extremo del rollo o columna, dándosele por extensión el nombre a toda la construcción.
En el siglo XVI su ubicación era distinta a la actual encontrándose entonces en las cercanías de la Iglesia.
Posteriormente debido a una orden real las picotas y las horcas debían desplazarse a las afueras de la villa, por lo que se trasladó hasta su actual ubicación.
Continuamos por c/. Real unos metros y encontrando un bar abierto, no lo pensamos dos veces y almorzamos comodamente sentados.
Cumplida la obligada tarea, reanudamos la marcha felices y contentos, en dirección Norte por la ctra M-131, que dejamos a los 400 metros, tomando a izquierda el Camino de los Mojadillos, entre muros de piedra. En la bifurcación, seguimos a derecha, ignorando un primer desvío a izquierda y poco más entroncamos con el Camino del Quiñon (11,2km). Que lo seguimos a izquierda, hacia el oeste rodeando Las Cabreras, grupo de cerros que a cada paso crece el número de ellos, de 3 hasta 5 en determinado momento. Aunque la vereda es clara, rastreamos las marcas del GR, ignorando desvíos a izquierda y derecha. A las Cabreras le siguen los cerros de; el Pico de las Vagas y la Peña del Pesebre, de los que nos vamos alejando, al ir girando el camino a derecha, aunque más adelante retorna hacia ellos para cruzar el Arroyo del Quiñon y volver a girar a derecha para alcanzar la autovía A-1 (14,7km).
Continuamos a izquierda en ascenso hasta un puente por el que cruzamos la A-1, para seguir en la misma dirección, con sentido Sur por el Camino de la Cabezuela, subiendo hasta pasar la falda del cerro de Cabeza Mala, bajamos y vuelta a subir para enlazar con el PR-M13, en la c/. del Amor. A partir de aquí el trazado es coincidente para ambos senderos, pasando por la c/. de la Cabezuela, una rotonda y después la Av. de la Cabrera, que atraviesa todo el pueblo, finalizando en el número 32 que esta la Oficina de Turismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario