jueves, 29 de diciembre de 2016

Hoyo de Manzanares, Arroyo de Trofas, Los Peñascales, El Pendolero


Hoyo de Manzanares, Las Colinas, Arroyo Carboneros, Arroyo de Trofas, Los Peñascales, El Pendolero, Puente Rolinares


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC


Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 2 horas 50 minutos
Distancia a recorrer: 12,3 km
Dificultad de itinerario: Baja 
Desnivel: Subida: 274 metros  <> Bajada: 258 metros  <> Acumulado: 532 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 13-04-2015


Descripción del Recorrido:
Otra ruta por el vecino municipio de Hoyo de Manzanares, incluido integramente, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.
Desde sus orígenes en 1636 su nombre era, El Oyo de Manzanares. Fue sobre el 1787 cuando pasó a denominarse como hoy es conocida.
Comienzo en la Plaza de la Caldereta, situada a 1.005 metros y me encamino en dirección Este; pasando junto al Teatro Municipal Las Cigüeñas y por la Plaza de la Iglesia. Prosigo por la c/ de la Frontera, que cruza la c/. Hurtada (ctra M-618) y continuo por ella, para presentarme en la primera bifurcación, donde tomo la derecha, transitando por c/ del Empedrado, que desemboca en el campo. Permanezco con el mismo rumbo hasta llegar a un cruce de caminos (1,22km), y humedal de temporada, donde se ven dos grandes pilares de granito, que hace de puente o pasarela.
Se trata del Puente Rolinares, formado por dos losas de piedra que salvan un arroyuelo estacional.
Sin cruzar sigo a derecha, alejándome del arroyo y dejando un “vacunadero” a izquierda. Cruzo el Arroyo de Trofas, rodeo la finca Nava Tornera; pasando entre esta y la ctra M-618 y alcanzo la c/. Manuel de Falla, en la urbanización Las Colinas (2,23km). Sigo a derecha y luego a izquierda, por c/. Juaquin Rodrigo, que baja hasta la depuradora.
Unos metros antes de esta, giro a derecha, por una pequeña senda, que cruza el Arroyo de las Loberuelas. Continúo la senda en dirección Sur, que baja paralela al Arroyo de Trofas; desde la cual se dispone de unas vistas magnificas: del Pendolero, a la izquierda y al fondo, Madrid <sobresaliendo sus cuatro torres>.
Paso el desvío a derecha del Camino de la Mina (que lleva a la Mina del Cancho de las Cruces). Prosigo  y cruzo el Arroyo de Carboneros (4,72km). Persisto en la misma dirección y arribo a la Av. del Pardo, o carretera de Los Peñascales.La sigo a izquierda, cruzo el Arroyo de Trofas (5,48km - 792m), punto más bajo de la ruta y prosigo hasta dar con la puerta de la Casa del Hito, entrada al Monte del Pardo (6,5km) y carretera que prosigue, hasta el Real Sitio de El Pardo, en el T.M. de Madrid.
Este era el paso que utilizaba el dictador “Franco”, para desplazarse desde su residencia en el Palacio de El Pardo, hasta el Palacio de Canto del Pico, aquí en Torrelodones, donde gustaba de retirarse de vez en cuando.
Giro a izquierda, continuando por el amplio camino, que lleva a la finca El Pendolero, sin entrar en ella, me encamino por la variante que rodea la finca.
Estos terrenos, así como el resto del T.M. de Hoyo de Manzanares, durante varios siglos formo parte del cazadero Real de El Pardo. En 1911, Don Gabriel Maura Gamazo y Doña Julia Herrera, compran cuatro parcelas colindantes, dando lugar a la finca. Los terrenos están coronados por dos cerros, en el de más arriba <Alto de Fuente Coneja>, se alzaron los depósitos de agua y sobre el de más abajo “El Pendolero”; que da nombre a la finca en general, se construyo la casa principal, llamada (Hotel) por los vecinos de Hoyo de Manzanares y Torrelodones.
El Pendolero vivió sus años de esplendor, entre 1911 y 1931, en los que acudieron muchas personalidades de la época; diplomáticos, políticos, actores, etc. Enriqueciéndose con obras y mobiliario modernista y una gran biblioteca.
En tiempos de la Republica (1931 a 1939), debido a la Reforma Agraria, el monte fue talado para dedicarlo a cultivo. Y durante la Guerra Civil, el inmueble fue hospital de campaña.
Después de 1939 y hasta 1969, volvió a ser habitado por sus dueños, como lugar de recreo u “Hotel” particular.
Entre 1971 y 1995 el inmueble comienza a ampliar sus utilidades. Es escenario de diez películas, siendo las más conocidos: Mamá cumple cien años y Ana y los lobos.
A partir de 1995, se comienzan a organizar reuniones de empresa, fiestas y bodas. 
Reanudo la marcha, salgo del límite de la finca y tras un pequeño repecho, con la vista al fondo; de la Sierra de Hoyo, enlazo con la pista (8,8km): que conecta la Urbanización Las Colinas, con la Academia Militar en la ctra M-618.

Continúo a izquierda por ella, hasta una bifurcación con barrera, que hay a derecha (9,08km917m). Prosigo por este “camino/senda, pasando por la Majada del Romero, para regresar al cruce de caminos, en el que esta el Puente Rolinares (11km). Desde aquí, solo me queda desandar el trayecto antes andado, para dar por finalizada la ruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario