jueves, 29 de diciembre de 2016

Hoyo de Manzanares, Arroyo de Trofas, Arroyo Manina, Arroyo Valgrande


Hoyo de Manzanares, Puente Rolinares, Arroyo de Trofas, Casas de la Mina, Finca Navalvillar, Arroyo Manina, Arroyo Valgrande, Finca La Tinaja, Finca El Camorrillo


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 3 horas 
Distancia a recorrer: 11,27 km
Dificultad de itinerario: Baja
Desnivel: Subida: 239 metros <> Bajada: 226 metros <> Acumulado: 465 metros
Estación Recomendada: Todo el año
Fecha realizada: 07-10-2015


Descripción:  
Me desplazo al vecino pueblo de Hoyo de Manzanares, incluido integramente, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Para hacer una ruta que comprende alguno de sus arroyos, acompañado por dos compañeros residentes aquí.
Esta localidad fundada en 1636, en sus orígenes era conocida como, El Oyo de Manzanares. Seria sobre el 1787 cuando pasó a denominarse como hoy es conocida.

Arrancamos en la Plaza de la Caldereta, a 1.005 metros, donde se ubica el ayuntamiento. Nos vamos en dirección Este, pasando por la Plaza de la Iglesia, donde esta el Teatro Municipal Las Cigüeñas.
La antigua Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, de inicios del siglo XV, se concluyó en el siglo XVII. Compuesta de una sola nave con dos capillas laterales y un pórtico en su lado sur, según el modelo de las iglesias segovianas.

Proseguimos por la c/ de la Frontera, que cruza la c/. Hurtada (ctra M-618). Seguimos la c/ de la Frontera y en la división, tomamos la derecha por c/ del Empedrado, que finalmente sale al campo. Continuamos recto hasta un cruce de caminos (1,22km – 945m), donde esta el Puente Rolinares, formado por dos losas de piedra que salvan un arroyuelo.

Seguimos a derecha, pasando entre el arroyo estacional y el vacunadero (especie de pequeña plaza de toros). Cruzamos el arroyuelo y llegamos hasta un pequeño muro de piedra, lo brincamos y perseguimos la senda, que serpentea más o menos paralela al Arroyo de Trofas. Cruzamos el arroyo y nuevamente superamos otro muro de piedra, para entroncar con un camino en la zona del Descansadero / Abrevadero de la Trofa. Lo seguimos a izquierda y volvemos a cruzar el Arroyo de Trofas, continuando la vereda que en sentido Sur, nos lleva hasta la pista (3,5km) que va de la urbanización Las Colinas, hasta la Academia Militar. Seguimos a izquierda por la pista, dejando a derecha el desvió a la finca El Pendolero y pasando por las Casas de la Mina.
Estas viviendas pertenecían a la mina El Canchal, de la que extrajo wolframita o volframita en el siglo XX.

A continuación cruzamos el arroyuelo del Barranco de Valdelaza y el Arroyo de Valdelasviñas. Y alcanzamos la finca Navalvillar (4,97km), donde abandonamos la pista y seguimos junto a la finca, rodeándola, para bajar en dirección Este al  Arroyo Manina (6,1km840m).
Unos metros antes, la senda gira a izquierda y acompañado por el curso del arroyo, franqueamos el monte, transitando por lo que fue la VP Cañada del Arroyo Manina.
Las vías pecuarias son los antiguos caminos, empleados para la trashumancia, denominándose por orden de categoría; Cañada, Cordel, Vereda, Colada, Paso y Ramales. Además existían lugares para descansar, abrevar y pasar la noche el ganado como el; Descansadero, Abrevadero y Majadas.

Cruzamos el Arroyo de Chiviles (normalmente seco) y más adelante encontramos una alambrada que circunda la zona de Las Hontanillas. La trocha discurre entre esta y el Arroyo Manina, hasta el giro a izquierda (7,35km). En este momento se abandona el Arroyo Manina, para continuar en sentido Oeste, por la VP Cordel del Arroyo de la Tenaja o de Valgrande, y junto al Arroyo de Valgrande.

La ruta tiene distintas variantes, que no implican prácticamente diferencia, aunque se cruce el arroyo, siempre que se siga hacia el Oeste. Llegamos a una gran higuera y unos pilones y alcanzamos otra vez la pista que habíamos dejado anteriormente en la finca Navalvillar (8,6km).
La cruzamos, dejamos el arroyo a la izquierda y el trazado se va separando de este. La senda transcurre junto a una valla metálica y después un muro de piedra, que abriga la finca La Tinaja, donde hay una encina extraordinaria y junto a ella, la Fuente de la Tenaja, precursora del Arroyo Valgrande.

Desembocamos en un cruce de caminos (9,67km). Giramos a izquierda, entre la finca La Tinaja y la finca el Camorrillo, que tendremos hasta reencontrar el Puente Rolinares (10km). Desde aquí desandamos el camino para regresar al punto de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario