martes, 22 de mayo de 2018

Camino de Santiago 8 Viana - Logroño

Viana, Ermita de la Virgen de las Cuevas, Mirador de las Cañas, Camino Viejo de Viana, Casa Felisa, Río Ebro, Puente de Piedra, Logroño, Fuente de Santiago, Iglesia de Santiago el Real


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Lineal
Tiempo estimado: 4 horas
Recorrido: 11,9 km
Dificultad: Baja 
Desnivel: Subida: 153 metros / Bajada: 251 metros 
Recomendada: Todo el año
Realizada: 18-05-2012


Descripción:
Como nos gusto tanto, partimos de Viana, desde la Plaza los Fueros; donde esta el ayuntamiento y la Parroquia de la Asunción de Santa María.

De estilo gótico, es de finales del siglo XIII a primeros del XIV. Compuesta de tres naves, siendo la central más ancha; se cubre con una bóveda de crucería simple, sobresaliendo el Retablo Mayor.
Tiene un perfil recio que nos sumerge en la historia de esta localidad, asentada sobre un altozano por la Corona de Navarra, para defenderse de Castilla. 
Cuenta con una portada de las más monumentales del Renacimiento hispánico, y guarda los restos de César Borgia; príncipe, guerrero y cardenal.

Dejada atrás la población, sobre el kilómetro y medio cruzamos la ctra N-111 y en un cuarto de hora estamos ante la Ermita de la Virgen de las Cuevas (0:45h – 2,95km), patrona de Viana.
Avanzamos sobre un terreno “llano” pasamos junto al Mirador de las Cañas –avistamiento de aves-, y volvemos a cruzar la ctra N-111 (4,45km).

Poco más adelante, dejamos la Comunidad de Navarra y entramos en la Comunidad Autónoma de La Rioja (5,4km), pasando a continuación un nudo de carreteras y regresando al lado Sur de la carretera nacional.

Caminamos por el Camino Viejo de Viana, en el que esta la pequeña y atractiva Casa Felisa (7,70km), pequeña tiéndecita de recuerdos y necesidades para el “Camino”. Como se puede sellar la Credencial, aprovechamos para cumplir con el requisito. 

Descendemos hasta un paseo, y llegamos al Río Ebro, que salvamos por el Puente de Piedra (9km), entrando propiamente en la ciudad de Logroño. 
Pasado el río, giramos a la derecha, continuando por la c/. Ruavieja, que nos lleva a la Fuente de Santiago <o de los peregrinos>, pues solían parar a descansar y refrescarse, situada junto a la Iglesia de Santiago el Real.

Es el templo más relacionado con la ciudad, pues en él se reunía el concejo municipal y se guardaba el archivo, siendo levantado en el siglo XVI. La fachada está decorada con dos esculturas del santo, uno con hábitos de peregrino y un Santiago Matamoros.

De aquí pasamos a la c/. Portales –céntrica calle con un sinfín de restaurantes donde comer- y que nos acerca a la Concatedral de Santa María de la Redonda, donde damos por concluida la etapa.

No obstante, después de comer, aún paseamos un poco más por la bonita ciudad,antes de finalizar la andadura en el aparcamiento de la Plaza de Toros; donde habíamos dejado el segundo vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario