lunes, 21 de mayo de 2018

Camino de Santiago 6 Estella - Los Arcos

Estella, Ayegui, Bodegas Irache, Monasterio de Santa María de Irache, Azqueta, Arroyo del Reyeno, Fuente de los Moros, Villamayor de Monjardin, Arroyo de Ríomayor, Río Cardiel, Los Arcos


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Lineal
Tiempo estimado: 6 horas
Recorrido: 21,66  km
Dificultad: Medio / Alta
Desnivel: Subida: 522 metros / Bajada: 497 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 16-05-2012


Descripción:
Como el día que hicimos el traslado de alojamiento, aprovechamos por la tarde para visitar Estella, tenemos realizada la visita de los edificios emblemáticos Estella, así que comenzamos el “Camino”, donde lo dejamos ayer, en la plaza junto a la estación de autobuses.

Nos dirigimos al primer pueblo en este tramo, que vemos en lo alto. Vencida la primera subida que nos coge en frío, cruzamos Ayegui (1,85km) y a la salida, también la ctra NA-1110, para llega al Monasterio de Santa Maria de Irache (2,6km), y unos metros antes, hacer una paradita en la única fuente del mundo ¡que da vino!, situada en la fachada de las Bodegas Irache.

A continuación entramos en Irache (4km) y volvemos a cruzar la misma carretera. A la salida de la población, se pisa una senda pedregosa y más o menos cercano a la calzada, avanzamos hasta Azqueta (7,2km), habiendo cruzado a la entrada el Arroyo del Relleno.

Desde que salimos del pueblo, estamos viendo el Cerro Monjardin, sobre cuya cima se vislumbran las ruinas del castillo de San Esteban. Pero antes de alcanzar la próxima localidad, pasamos por la Fuente de los Moros, del siglo XIII.

Un aljibe cuya construcción se fecha hacia el 1200 (una curiosidad del románico tardío). Se accede por una fachada de doble arco, desde la que desciende hacia el agua; una amplia escalinata. Es de agradecer la reconstrucción habida, que ha respetado su apariencia del pasado.

Trescientos metros nos restan para recalar en Villamayor de Monjardín (9,10km – 684m), máxima altura de la etapa. Desde aquí la inmensidad de los campos, nos acompañara hasta en final. Sin accidentes geográficos que resaltar; si exceptuamos el cruce del Arroyo de Ríomayor (14,4km), y poco antes de finalizar que se atraviesa tres veces, el Río Cardiel.

A Los Arcos, entramos por el Camino de Carralearza, compartido con nuestro “Camino”.
Hito en la ruta jacobea, guarda en cada rincón un fragmento de historia. La atravesamos por su calle mayor, viendo hospederías y edificios que muestran la importancia que tuvo; por su situación en la confluencia de caminos y el trafico de peregrinos.

El casco urbano de trazo medieval, estuvo rodeado por murallas, de las que sólo resisten dos portales: el del Estanco y el de Castilla. Prácticamente saliendo, pasamos por la Iglesia de Santa María; una preciosa estampa de estilo barroco, y salimos por la Puerta de Castilla.

Construida en piedra de sillería del siglo XVII -restaurada en el XVIII-, responde a la renovación barroca de la villa, que monumentalizo la entrada y la ciudad. Los Arcos, perteneció a la Corona de Castilla, entre 1463 y 1753.

Finalizando ésta etapa en el albergue, donde sellamos las credenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario