viernes, 19 de enero de 2018

Navacerrada, Canto Gordo, Arroyo de la Maliciosa

Navacerrada, La Barranca, Senda SL-MN3, Canto Gordo, Senda Ortiz, Embalse del Ejército, senda SL-MN4, Arroyo de la Maliciosa


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 2 horas 30 minutos
Recorrido: 7,1 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Subida: 509 metros / Bajada: 509 metros / Acumulado: 1.018metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 19-01-2018



Descripción:
Una salida más, que catalogo de quema-mantecados, con un perfil de dientes de sierra; que hago en compañía Santiago y su perra, para subir al Canto Gordo.

El paseo arranca en el aparcamiento de La Barranca, rodeamos el hotel –todavía en obras- y seguimos una senda (que un compañero de Navacerrada me enseño), bastante aceptable; salvo algunos pequeños tramos sin definir.
Hacemos una primera subida hasta pasar unos doscientos metros por debajo de nuestro objetivo (1,4km - 1.484m), y bajamos hasta el Arroyo del Chiquillo (2,03km – 1.392m).

Aquí enlazamos con la senda local “SL-MN3”, con rampas de hasta el 47%, que sube hasta el roquedal de Canto Gordo (1:12h - 2,9km – 1.595m), máxima altura del recorrido.
En la base del montículo, no perder de vista las marcas, blanco y verde; pues los dichosos hitos engañan (la cima se pasa, dejándolo a nuestra derecha).

Doscientos metros más y entroncamos con la Senda Ortiz, Por la que continuamos a su derecha, descendiendo placidamente (con cuidado en algún trozo, por el hielo), hasta un desvío a derecha (1:40h - 4,08km – 1.550m).

Nos dejamos caer por este atajo, con pendiente de hasta el 49%; que en sólo medio kilómetro nos deja en la pista forestal de La Barranca, junto al Embalse del Ejército.

Para gastar un poco más de calorías, pasamos al otro lado y seguimos la senda local “SL-MN4”, hasta la bifurcación (5,33km). Proseguimos a la derecha -hacia Los Almorchones- unos trescientos metros. Donde volvemos a girar a derecha, para seguir un rastro, en principio visible; pero que poco más se pierde.

Gracias a llevar la ruta grabada, la vamos encontrado de vez en cuando; pero no es aconsejable, por estar la mayor parte tapada por la vegetación, haciéndola muy desagradable.
Por fin llegamos al embalse del Pueblo de Navacerrada, lo cruzamos y damos por terminado el pasatiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario