sábado, 22 de abril de 2017

Cercedilla, Collado del Rey, Solana de la Molinera, PR-M30a

Cercedilla, Camino del Puente de Santa Catalina, Camino Puricelli, Campamento de la Peñota, Collado del Rey, Arroyo de la Peñota, La Molinera, Camino de los Lomitos, PR-M30, Solana de la Molinera, PR-M30a, Cerro del Reajo Alto




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 4 horas
Recorrido: 9,84 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Acumulado: 768 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 20-04-2017


Descripción:
Con idea de pisar La Peñota, nos trasladamos cinco componentes del GsTa, a Cercedilla.
En el kilómetro 1,5 de la ctra M-966, tomamos a izquierda, el Camino al Puente de Santa Catalina y dejamos el coche, sobrepasado el Río de la Venta, que precisamente cruzamos; por el puente que da nombre al camino.

Arrancamos a 1.220 metros y seguimos la pequeña vereda a izquierda, que zigzagueando alcanza el Camino de Puricelli (0,2km). Por el que continuamos a derecha, unos 300 metros, hasta continuar a izquierda, por la senda que sube al Campamento de la Peñota (1,30km - 1.331m). Donde al llegar, vemos la montaña cubierta de nubes.

La Asociación de Exploradores de España, se crea en 1912, estableciendo aquí los primeros campamentos juveniles de todo el Estado. El Campamento de la Peñota y el de los Helechos, se utilizaron durante veinte temporadas, disfrutando de este hermoso paraje. 
Al finalizar la Guerra Civil, se disuelve aquella agrupación juvenil y en 1940 la OJE (Organización Juvenil Española), retoma el uso de los campamentos, creando infinidad de ellos por toda España.
Un monolito situado a la entrada de la pradera, recuerda con su inscripción la segunda época: 1940-1965.

Cruzamos el Camino de los Campamentos y seguimos la vereda, del antiguo trazado del PR-M30, unos 150 metros. Aquí parte a la derecha, otra senda -señalizada con puntos rojos- que asciende al Collado del Rey (2,53km -1.614m). La previsión nos ha engañado y el tiempo no parece mejorar.

Atravesamos una alambrada, por un paso al efecto, para continuar en dirección Oeste, por una desdibujada senda, pero todavía visible. Transitamos por la ladera de la Solana de Molinera, sobre la cota de los 1.550 metros y unos trescientos metros por debajo de La Peñota. 

Vadeamos dos vaguadas, entre ellas, por donde corre el Arroyo de la Peñota (3,43km), para entroncar (4,5km) con el rastro de senda,  que baja del Cerro Mostajo, al Camino de los Lomitos; punto elegido para descansar y tomar algo refrigerio.

Visto que la climatología va a peor, pues las nubes comienzan a bajar; decidimos hacer lo mismo y cambiamos los planes. En vez de subir a la sierra, bajamos al Camino de los Lomitos (4,89km), itinerario compartido por el PR-M30.

Este sendero, une el Puerto de la Fuenfria, con el Alto del León o Puerto de Guadarrama, pasando por el Camino Viejo de Segovia y el Camino de los Campamentos.

Proseguimos por ésta cómoda vía, en dirección Este, cruzando otra vez el Arroyo de la Peñota (5,66km), viendo unos metros más adelante, una gran fuente que desagua un buen caño de agua.
Continuamos casi un kilómetro, hasta la siguiente curva a derecha, donde conectamos con la senda del antiguo PR-M30 (6,4km).

Dejamos el camino (por donde esta trazado el actual itinerario del PR) y seguimos el desechado recorrido -al parecer, por haber atravesar una finca privada con ganado suelto- El tramo resulta muy agradable y por supuesto más bonito, al cruzar zona boscosa.
De nuevo en el Campamento de la Peñota (8,18km), nos acercamos al Cerro del Reajo Alto (8,64km - 1363m), y disfrutamos de sus excelentes vistas; hoy aminoradas, por las nubes.

Desde aquí nos lanzamos pendiente abajo, atravesando una alambrada, por un paso; que cada cual libramos como Dios nos dio a entender y aterrizando en el Camino Puricelli (9,08km). 
Y visto el éxito, continuamos bajando libremente, hasta el Camino del Puente de Santa Catalina; en el cual dejamos el vehículo y finalizar la marcha.

Para compensar, el no haber podido realizado la ruta prevista, nos vamos a un restaurante en Guadarrama, para comernos un pucherito, que el día nos lo exige.

No hay comentarios:

Publicar un comentario