domingo, 26 de marzo de 2017

Hoyo, La Tortuga, El Estepar, subiendo por la mina


Hoyo de Manzanares, Cantera, Sierra de Hoyo, Collado del Portacho, La Tortuga, El Estepar, Cerro del Molinillo, Collado del Vivac



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas
Recorrido: 10 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Acumulado: 882 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 24-03-2017


Descripción:
Otra jornada por la Sierra de Hoyo de Manzanares y puesto que el recorrido no cambia, la climatología pone su granito para que sea distinta. Voy a enseñarles a tres compones del Gsta; Sol, Jorge y Paco, esta sierra -tan cerca y tan desconocida-.
Partimos de la rotonda situada en la c/. Camino de Villalba -esta nevando ligeramente-, la cruzamos en sentido Norte, para continuar por c/. Prado Cerbuno hasta el final; donde en la isleta, hay un cobertizo de piedra y madera -que interpreto como un monumento al refugio-. A espalda de este transcurre la c/. Carracollao (no hacer caso del callejero de Google) y VP Colada de las Laderas y Picazos, la seguimos a derecha y en la bifurcación, <obvio decir que la sierra la intuimos, pero no la vemos>, se abandona la VP, y continuamos de frene por la c/. Gargantilla, hasta girar a izquierda por c/. Maria de los Milagros y después a derecha por c/. Maria Victoria. Donde al final hay una de las varias entradas al monte, situado entre el pueblo y la sierra.
Accedemos trepando por una especie de escalera y una vez dentro nos encaminamos por la pequeña vereda que ondula en dirección Noreste - donde encuentro a un conocido lugareño-, la senda finaliza en otra. Prosiguiendo por ella, a izquierda y ahora en sentido Norte, para volver a salir a la VP Colada de las Laderas y Picazos. Justo donde esta la antigua cantera (2,40km), que se dejo de utilizar en 1985, al crearse el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.
Aquí se extraía pórfido; roca ígnea plutónica, de color verde grisáceo, usado generalmente en la pavimentación de calles. Utilizada desde el inicio de las civilizaciones; asirio-babilónica, egipcia y romana. Sus características, que resisten condiciones de uso rigurosas, lo hacen eterno prácticamente.
Los romanos la llamaban “piedra púrpura”, debido a su color, siendo usada como signo de distinción. Y los egipcios, usaban este material para los faraones, al distinguirse de otros; por su color, su dureza y su resistencia superior al granito. Como ejemplo de uso decorativo, esta La Sala Pórfida, del Palacio Sagrado de Constantinopla.
Seguimos el camino a izquierda unos metros, cruzando una falla, giramos a derecha por una senda bien definida que rodea la cantera y nos dirigimos a un roquedal, donde predomina un gran bolo.
Desde esta punto tomamos rumbo Norte, zigzagueando para mantener la dirección, que nos llevara a la cuerda de la sierra; teniendo que andar 750 metros y superar pendientes de entre el 20 y el 37% entre; jaras, encinas y alcornoques. Conseguimos pisar los 1.344m, después de 3,48km.
Sigue nevando débilmente, y a falta de disfrutar de las magnificas vistas, tenemos un bosque encantado, con una estampa navideña.
Estamos en el trazado Este-Oeste de la Sierra de Hoyo de Manzanares, que va desde la zona de Matalasgrajas <Academia Militar<, hasta el Picazo.
Proseguimos hacia el Oeste -donde volvemos a encontrarnos con el caminante anterior-, que nos enseña un curioso belencito, en la roca. Nos acompaña hasta el Collado del Portacho; donde el se descuelga ladera abajo hacia el pueblo y nosotros continuamos nuestra ruta. Subiendo otra pequeña cima y bajando hasta alcanzar La Tortuga o Cancho de la Parra -según los vecinos-, tras 4,46km desde el inicio.
Pasamos entre las rocas que semejan, la cabeza y el cuerpo; dejando para otra vez el ascenso a su caparazón y bajamos hasta la pradera que hay en su base.
Donde los lugareños de Hoyo de Manzanares, tiene por costumbre, subir a comerse la tortilla el Jueves Lardero, a comienzo del carnaval.
Por suerte dejo de nevar y aunque nosotros no traemos mantel ni tortilla, si aportamos otras viandas; que acompañadas del excelente -Viña Pedrosa-, traído por Jorge, saben a gloria, rematando con un café calentito que hoy no podía faltar.
Reanudamos la marcha sin poder obtener una clara foto de esta roca especial. Continuando en sentido Oeste, para arribar al pico más alto de la sierra, El Estepar <La Mira, para los aldeanos> (4,95km - 1.403m). Desechamos hacer fotos de las panorámicas, debido a la poca visibilidad y aprovechando la presencia de otro senderista en el vértice geodésico, le pedimos que nos haga una foto del grupo.
Bajamos de la cumbre, giramos a izquierda; cruzamos el pequeño muro y enfilamos el itinerario que desciende, girando de Oeste a Sur, hasta el Camino de Villalba.
Pasando al pie del Cerro del Molinillo, el Collado del Vivac (6,20km) y remonta entre; el Cerro de Peña Alonso <a derecha> y Peña del Buho <a izquierda>.
Llegados a una bifurcación, seguimos a derecha por una bonita senda que recorre la ladera de El Cuchillar y se encuentra con el camino principal que es la VP Cañada Real de Peregrinos, por la que seguimos bajando, hasta encontrar un atajo que junto a la alambrada de la finca, nos lleva hasta el Camino de Villalba y VP Colada de la Ladera y Picazos (7,68km).
Torcemos a izquierda y pasado el depósito de agua, giramos a derecha para bajar hasta la Av. de la Peña del Rayo -vía que enlaza el pueblo con La Berzosa-, donde esta la Ermita Nuestra Señora del Rosario.
Según la historia, de las tres antiguas ermitas, solo quedaban restos o ni eso. Por lo que en 1961 se decide construir este edificio de planta moderna, con la aportación de vecinos y veraneantes, siendo inaugurado en 1966. 
Salimos por la parte de atrás y girando a derecha nos dirigimos hacia el punto de partida, finalizando por la c/. del Plantío, con la vista al fondo de la Sierra que hemos pateado.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario